www.masvive.com
Mariano Barroso, cineasta ilustre
Ampliar

Mariano Barroso, cineasta ilustre

domingo 26 de febrero de 2017, 20:30h
Add to Flipboard Magazine.

Hace diez años llegó a Torrelodones buscando el oxígeno del campo y alejarse de un Madrid “oscuro” en lo cultural. Es uno de los socios de la Sala Babel, que ha cumplido dos años y se reafirma como su proyecto “a contracorriente”. Con más de 30 años de profesión, ha recogido tres Goyas de la Academia del Cine , como mejor director novel por ‘Mi hermano del alma’, al mejor documental por ‘El sueño de Bianca’, y por el mejor guión adaptado por ‘Todas las mujeres´. Recientemente elegido vicepresidente de la Academia, en la última entrega de los Goya defendió, con datos, que el cine español aporta más que recibe del Estado y recordó que el cine español sufre la peor fiscalidad de Europa y América Latina.

Estudiaste dirección cinematográfica y dirección teatral, eres guionista, productor y profesor, pero ¿cómo llegaste al cine?

Desde siempre me gustó el cine pero lo sentía muy lejano. Hasta que lo pude conocer desde dentro. Fue un ‘flechazo’, encontré un lenguaje, una forma de expresión que me hacía sentir cómodo y conectado. El aprendizaje del teatro me hizo vibrar y disfrutar. En esta profesión me activa especialmente el trabajo con los actores y ese encuentro mágico del deseo y los sueños de la gente que va a ver cine y la necesidad de quien lo crea y lo cuenta.

¿Cómo trabajas el talento de los actores y actrices? ¿Hay alguno al que admires?

Te hacen aprender mucho, hay gente con un nivel de rigor y de compromiso extraordinario. Mi papel es ser el impulsor de la expresión de ellos, del inicio de una búsqueda de preguntas sin respuestas. Lo que pone en marcha una película es la búsqueda de algo que no conoces. Admiro la talla de Meryl Streep o Al Pacino hasta Eduard Fernández o Emma Suárez, por citar a unos de tantos.

¿Qué tipo de historias sueles contar en tus películas?

Son las historias de personas que aunque fracasen, siguen luchando, se resisten a aceptar la derrota. Admiro a esta gente, para mí es la definición de la dignidad. Me interesa cómo se pueden convertir las energías de la destrucción en algo creativo o bello.

¿Qué nos aporta el cine?

Nos reúne a todos por igual frente a las emociones, nos hace reir o llorar o soñar. Nos iguala. Es un universo, el de las Artes, donde se explica el mundo de una forma más rica y menos maniquea que los periódicos o la política.

¿Por qué has aceptado el reto de la Academia?

Es una forma de devolver lo que el cine me ha dado. Creo que todos deberíamos pasar por la Academia. Me propusieron varias veces ser presidente y al final me convencieron para ser vice... La meta es poder dinamizarla y dotarla de contenido y debate. Estamos reuniendo a personas que nunca habían venido a la Academia, como Ken Loach o François Ozon. Es una oportunidad creativa para nuestro colectivo disperso y poco unido, debido a nuestra propia dinámica o del momento que vivimos, como Bauman define, en una ‘sociedad líquida’.

En el discurso de los Goya hablaste de cifras para defender la profesión y el sector.

Sí. Pedimos un Pacto de Estado por el Cine que esté por encima de partidos e ideologías. En Francia cuando baja la taquilla, el Gobierno llama a los productores y exhibidores para ver qué medidas deben tomar para reactivarlo. Es una cuestión de Estado. Como lo es para Italia, Alemania, Brasil, Chile... y otros muchos países. Es una industria estratégica. En Inglaterra, el fútbol nunca se celebra después de las 6 de la tarde para no perjudicar al teatro ni al cine. La sociedad protege sus formas de expresión.

¿Qué te impulsó a abrir una sala de cine?

La filosofía que nos alimenta es, ahora más que nunca, cuando más adversidad hay, más fuerza debe surgir para superar obstáculos. Estoy acostumbrado a alimentarme de los obstáculos. Con algunos ya cuentas, otros vienen de donde menos imaginas. Cuando por ejemplo, la competencia viene desde lo público y el Ayuntamiento empieza a programar cine de estreno, sin haberlo hecho nunca antes, es algo que puede ser legal pero de ética dudosa. Por suerte, mi vida profesional depende de mí mismo y de quienes me acompañan. Lo que más nos impulsa es la corriente de simpatías de nuestros espectadores, más allá de ideologías y etiquetas. Es la gente que disfruta y valora esta experiencia única -en su formato- en la Comunidad de Madrid. Esto nos compensa, estar fuera de la corriente principal, programando cine de calidad y en VOS.

Y con más proyectos....

Si, tengo entre manos varios proyectos de peso. Entre ellos uno muy ambicioso con el Ayuntamiento de Barcelona y una serie de TV que me tiene fascinado. Y las cosas que estamos haciendo con la Academia que me llenan de ilusión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955