www.masvive.com

“Traemos grandes artistas y con un gran repertorio”

José Segovia, director del Ciclo de Grandes Conciertos
Ampliar

José Segovia, director del Ciclo de Grandes Conciertos

martes 03 de octubre de 2017, 17:43h
Add to Flipboard Magazine.

José Segovia es de Cuenca, vivía en Madrid, pero en el 2000 vino a Torrelodones por culpa de su piano, buscando un sitio, que encontró en El Gasco, donde poder ensayar sin molestar a los vecinos. A lo largo de su dilatada carrera ha ofrecido conciertos, como solista de piano o en grupos de cámara, por todo el mundo, ha colaborado con numerosos grupos y orquestas y en la actualidad es catedrático de Música de Cámara en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid. Desde hace cinco años colabora, además, con el Ayuntamiento dirigiendo el Ciclo de Grandes Conciertos, un evento anual que trae a Torrelodones a algunos de los mejores intérpretes del panorama actual.

¿Cómo resumiría su trayectoria, para que le conozcan los lectores?

Tuve mucha suerte cuando era joven, porque la situación laboral era muy diferente, y empecé a colaborar de una manera muy estrecha con la ORCAM (Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid), a través de su director titular, que entonces era José Ramón Encinar, gracias a la que tuve la oportunidad de tocar mucho, hacer algunas giras en el extranjero y sobre todo de estrenar muchísimas obras, porque Encinar ha sido uno de los principales directores comprometidos con los compositores contemporáneos españoles. En esos años tuve la posibilidad de acompañar a grandes músicos como Fernando Hasaj, Pilar Jurado, Flavio Oliver, Manuel Guillén… pero llegó la crisis y mis 50 años, un poco todo junto, ya no eran las mismas ganas de trabajar que tiene uno a los 20 y ahora estoy centrado en mis clases, mis conciertos de música de cámara, aunque ya doy muchos menos, y llevo dos años trabajando en mi propia música. Dentro de un año espero sacar un disco.

¿Qué tipo de música compone?

Mi formación es clásica, pero también he tocado mucha música contemporánea, he estrenado obras de muchísimos compositores contemporáneos españoles, Jesús Torres, David del Puerto… y eso me ha dado un conocimiento de la música contemporánea muy especial, porque he estrenado y he trabajado con los compositores. Llega un momento que tienes muchas influencias de mucha gente, has tocado mucha música y tienes ganas de hacer tu propia música, que es en el momento en el que estoy ahora. Mi música es una mezcla de todo lo que he trabajado, desde las escuelas clásicas hasta la música española, contemporánea, pasando a veces también por el jazz… ya veremos. La única manera de defender la música es escuchándola, es muy difícil hablar de ella, la música se tiene que oír.

Y la mejor forma de defenderla es subirla a un escenario…

Hace cuatro años, con Rosa Rivet, la concejala de Cultura, nos propusimos dar un cambio en Torrelodones. Se estaban programando muchos conciertos pero con una asistencia bastante escasa. Nos propusimos dar menos conciertos, pero a un nivel más alto y conseguir que la gente venga a verlos, con una publicidad llegando al límite de nuestras posibilidades y utilizando las redes. Pero sobre todo confiando en una programación de calidad. Hemos conseguido lo que nos habíamos propuesto, que era llenar la sala.

¿Qué arropa ese paraguas de los ‘grandes conciertos’?

Lo que hace que sean grandes conciertos es que son grandes artistas y con un gran repertorio. Empezamos trayendo a pianistas y poco a poco hemos ido trayendo a otros músicos, cuarteto de cuerda, quinteto de viento… y este año traemos a una cantante.

¿Cómo ve el futuro de la música clásica en España?

Han bajado mucho los conciertos. En el Auditorio Nacional hace cinco años prácticamente todos los días había programado algún concierto y las salas más o menos se llenaban. Ahora coges la programación y ha bajado a la mitad. Los programas no es que sean peores, la situación obliga a agudizar el ingenio y se están haciendo combinaciones muy interesantes, los programadores se buscan sus maneras para atraer al público, intentan compaginar a muchos artistas… pero la crisis nos ha afectado muchísimo, la situación ha cambiado.

¿Cómo valora en este contexto el papel de las Escuelas de Música?

Las escuelas, por ejemplo la de Torrelodones, hacen también una labor social que es necesaria, conducir a los jóvenes a una manera de vida. Las escuelas, las bandas, crean el caldo de cultivo perfecto para que una persona estudie música y se quiera dedicar a la ella.

¿Y en su caso, por qué se dedicó a la música?

A los seis años, cuando empecé a estudiar, recuerdo muy bien que siempre estaba tocando, me salía de una forma natural. En mi familia no son músicos, pero recuerdo que en mi casa siempre estaba cantando, haciendo ritmos… mi padre me compró un acordeón chiquitito y directamente empecé a tocar una canción que cantaba mi madre. Así empecé a estudiar música y todo lo demás que vino después.

¿Estudiar música es más fácil que vivir de ella?

Hace años uno apostaba por la música como su única opción. Pero me encuentro con que ha aumentado el número de alumnos que compatibiliza el estudio de música con otros estudios, porque ya no tienen esa seguridad que antes teníamos, de decir “voy a acabar mis estudios y encontrar un trabajo”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · [email protected] · Tf. 649 899 955