www.masvive.com
Entrevista a Miguel Cantilo, icono del rock protesta en Argentina
Ampliar

Entrevista a Miguel Cantilo, icono del rock protesta en Argentina

“La música ha sido la revancha de mi generación”

miércoles 23 de agosto de 2017, 18:01h
Add to Flipboard Magazine.

Ha sido todo un descubrimiento encontrar en Torrelodones a un músico que sigue siendo referencia de un tiempo y una generación al otro lado del Atlántico. Cantilo está entre los fundadores del Rock Nacional argentino a finales de los 60, cuando entre golpes y dictaduras militares los jóvenes irrumpían con su música contestaria. Fue también uno de los miles de exiliados en una España que recién despertaba a la libertad. Pero no renunció a volver a Argentina para retomar el resurgir de los movimientos culturales de los 80. Su continua actividad musical en las dos orillas le trae a Torrelodones y le lleva de nuevo a sus orígenes.

¿Cómo irrumpió el rock en un país como Argentina?

Comenzó, con influencia americana y mexicana, en los tempranos años 60 y ya está cumpliendo medio siglo. Se pasó del tango y el folclore a los Beatles y los Rolling Stones. La música formaba parte de un movimiento cultural que se oponía al régimen militar. Las letras eran muy importantes.

Y, ¿cuál fue tu rock y tus comienzos?

Mi escuela fueron también Bob Dylan, Serrat, Raimond, la canción francesa... traían una poética novedosa, el papel del músico era comprometido políticamente y yo quería ser eso. Queríamos salirnos del esquema para ser más libres y expresarnos. Nuestro rock era parte euforia pero tendente a las baladas con un coctel de blues, música negra o jazz. Me considero un cantautor, debuté como vocalista a los 15 años y he formado parte de varias formaciones hasta que en 1969 dimos un gran salto con el duo Pedro y Pablo junto al músico Jorge Durietz. Con él tengo una amistad sostenida en el tiempo y hemos vuelto a hacer conciertos.

¿Ser músico entonces era una profesión de riesgo?

Si, pero entonces no me daba cuenta. Había un ambiente prebélico encubierto entre el terrorismo de Estado y los opositores, y en medio, la sociedad. Así surgieron canciones como ‘La marcha de la bronca’, que la siguen cantando hoy en las manifestaciones. Entré en las listas negras de la censura y ya no pude trabajar. Antes de producirse el golpe más duro de 1976, cogí mi mochila a mis 24 años y me fui a Colombia y después a España. Hoy pienso por la edad de mis hijos que si me hubiera quedado, ellos hubieran podido ser los niños robados de padres que los hicieron desaparecer. Trato de no agarrarme a ese tiempo porque además estuve ausente, pero nuestra gente sigue lamiéndose las heridas.

Un exilio y un regreso… ¿por dónde fue transitando tu música?

Siempre he vivido de la música, soy un jornalero más. También ha sido el motor para criar a mis tres hijos. Llegué a la España postfranquista, viví en la Baleares del movimiento hippie, actuando para los turistas europeos con la banda Miguel Cantilo y Punch, que era alegre y vital, exenta de bronca y resentimiento. Fue un tiempo muy lindo y entrañable. Pero volví a la Argentina, aunque estaba el dictador Videla, porque ya se estaban reorganizando los movimientos culturales. Volví cantando nuevas canciones que fueron encajando, pero la gente seguía pidiendo la reivindicación. Así que comencé a recorrer el país cantando las canciones censuradas porque la música ha sido la revancha de mi generación.

Y, ¿cómo vives esta responsabilidad social y política?

La música como el perfume tiene un efecto evocador y emocional. Yo quiero dar a mis coetáneos este cancionero de su juventud, y he visto a la gente llorar por sus recuerdos. Sin embargo, las expectativas y las identificaciones son fantasías del público. Lo importante es no defraudarse a sí mismo y seguir nutriéndose de lo contemporáneo.

Te declaras artesano...

Si, creo en el hecho artesanal -cada disco es distinto- y no comercial. Pero también creo que hay que adaptarse a lo que se vive aunque haciendo lo que nos gusta. La música ha tomado una deriva consumista, como el mundo en general. Las grandes discográficas solo apuestan por grandes negocios seguros. En Argentina, no obstante, hay más producción de autor y música independiente donde cada uno se lo financia. Mis hijos que son músicos profesionales, tocan en una banda conmigo, incorporan con facilidad las reglas de las nuevas tecnologías, y no hay más remedio si quieres estar presente a través de Internet.

Cantilo es un músico muy activo, recientemente ha ofrecido varios conciertos en la zona, llenos de paisanos que coreaban sus canciones. Entre ellos había algún seguidor más joven que explicaba: “mi padre me llevaba a hombros a los conciertos de Cantilo”.

Sí, me ha parecido una gran anécdota, pero la mayoría de jóvenes no tienen ni idea de lo que ocurrió, de lo que pasamos.

¿Cuáles son tus proyectos actuales, tus inspiraciones desde Torrelodones?

Estoy aquí por motivos sentimentales desde hace 6 años con María, una torresana, aunque casi todo mi trabajo se encuentra en Argentina. Torrelodones me inspira para componer, me recuerda a las sierras de Córdoba que me gusta frecuentar allá. Yo hago rock pop de autor y entre composiciones y grabaciones también estoy apostando por estrenar en Buenos Aires un musical basado en un cuento tradicional oriental. Me gusta acercar la música de allá acá y a la inversa, estoy preparando un disco que saldrá el próximo año con músicos españoles y sobre la actualidad de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · [email protected] · Tf. 649 899 955