www.masvive.com
Pedaleando por Torrelodones
Ampliar

Pedaleando por Torrelodones

domingo 27 de noviembre de 2016, 19:20h
Add to Flipboard Magazine.

La ‘máquina andante’ que inventó el barón alemán Karl Drais en 1817 optimizaba la energía desperdiciada al caminar. Aún no contaba con los pedales. Desde entonces la bicicleta ha ido evolucionando y hoy en día su uso está generalizado, principalmente por el alto precio del combustible y ha llegado a ser uno de los principales medios de transporte en países como Suiza, Alemania, Paises Bajos, Bélgica, Escandinavia, China e India.

La bicicleta es ecológica porque no contamina, y saludable porque nos permite un ejercicio físico necesario. En Torrelodones aún no está generalizada la cultura de la bicicleta urbana, de hecho el argumento es el de que “hay muchas cuestas”. Tampoco ha sido fácil democratizar el transporte a partir del urbanismo existente. Pero hay razones para pensar que nos estamos equivocando, como contaremos más adelante. Nos hemos ido a pedalear por Torrelodones para comprobarlo.

Más de 6 kilómetros

La bicicleta es uno de los medios de transporte que se incluyó en el diseño del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) del 2012. El concejal de Deportes, Carlos Beltrán señala que desde el primer programa electoral de Vecinos por Torrelodones en el 2007 incluyeron esta apuesta. Su propia experiencia avala su convencimiento, porque desde los 13 años se ha movido en bici por Madrid “en los 90 éramos los raros”. Beltrán afirma que ni la climatología ni la orografía está reduciendo su uso en Europa aunque augura la pronta llegada de la bicicleta eléctrica.

Con el PMUS se ha establecido una red de caminos y sendas con 13 itinerarios para caminar y recorrer en bici. Uno de ellos es el primer carril bici segregado del tráfico rodado, que se construyó hace cuatro años. Es el más largo, con 1.912 metros, que parte desde el Polideportivo, atraviesa el puente de Outarelo y llega a la Casa de Cultura. El concejal nos señala otros tres tramos que se conectan con este principal.

Un ramal está a la entrada a las Marías, frente al Minifútbol, donde reaparecen dos tramos de carril bici, uno de 795 y 320 metros que circula por detrás de la Torre y el que sale a la vía de servicio.

El segundo carril más largo es el que conecta la zona del Polideportivo con la urbanización de La Berzosilla. Es una acera para peatones y bicicletas de 1.209 metros. Beltrán indica que hay otro nexo viable a través de la pasarela sobre la A-6 para llegar a la calle Rosario Manzaneque, cuyas aceras son ciclables aunque no están señalizadas como tal.

Por último, en la zona de Peñascales, concretamente en la Avenida del Monte cerca de las pistas deportivas, hay un carril bici de 1.150 metros que va de ida y vuelta hasta el lago. En otro punto y aunque ya no pertenece al municipio, hay otro carril bici desde el colegio Los Sauces que circula hasta la biblioteca de Las Matas.

Además, se cuenta con la existencia de otros caminos o atajos que principalmente han buscado una vía directa hacia los centros educativos. El más consolidado es el trayecto desde el pueblo, por Flor de Lis, hasta el colegio Los Ángeles por el arroyo de la Torre. El municipio tiene a su favor el tener muchas calles poco transitadas.

Por tanto, la movilidad con bicicleta por el municipio combina el uso de la calzada con los vehículos, aprovecha aceras anchas y se incorpora a los tramos de carril bici. En este sentido, las críticas a esta red, provenientes del resto de grupos políticos municipales, hablan de improvisación, del coste o la falta de utilidad. El portavoz socialista, Guillermo Martín, asegura que “el carril bici va de ningún sitio a ninguna parte. Es un elemento aislado que no ha sido desarrollado mediante una red coherente que sirva como verdadera alternativa de transporte”.

El futuro de la bicicleta

En el Plan Rector de Deportes aparecía como segunda actividad deportiva favorita de las practicadas por los torresanos, después de correr, el ‘pedalear’, si bien es cierto que la encuesta no discriminó sobre si el uso era deportivo o para la movilidad urbana.

Las intervenciones acometidas para este fin “están pensadas para ciclistas no profesionales, para familias, jóvenes y mayores. Si aumenta la demanda se podría ampliar la intermodalidad, porque ya se puede subir la bici al tren para ir a Madrid, e incluso incorporar enganches para bicis en los autobuses urbanos”, señala Carlos Beltrán. Otros proyectos a futuro incluyen ofrecer una senda entre las Marías y el Gasco y también unir Torrelodones con Hoyo. “Esto es posible y ya está muy avanzado, solo hace falta sumar voluntades”.

La mayor parte de los desplazamientos urbanos son recorridos de menos de 3 kilómetros y la velocidad media en las ciudades no supera los 15 kilómetros por hora. Por lo tanto, es muy asequible para la bicicleta, pero dice el concejal de Deportes que “se aguanta con más naturalidad el tiempo en un atasco que habituarse a un esfuerzo físico que es más rápido y más sano individual y colectivamente”. Sin embargo, la seguridad y el confort son las dos claves para aumentar su uso. El concejal resume que “la presencia de una bici es un coche menos. Quien la practica es más tolerante con otras bicis y además su presencia calma el tráfico”.

Pedaleando por Torrelodones
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955