www.masvive.com
La importancia de la seguridad en la vuelta al cole
Ampliar

La importancia de la seguridad en la vuelta al cole

jueves 28 de septiembre de 2017, 16:49h
Add to Flipboard Magazine.

No todo son matemáticas, lengua o historia en las aulas. Hay una parte importante de la formación de los escolares que tiene que ver con su seguridad y protección, con su papel como ciudadanos y su educación cívica. Aunque materias como los primeros auxilios o la educación vial aún no forman parte de los currículos oficiales, son enseñanzas que no se olvidan a la hora de preparar el curso escolar. Profesores y alumnos aprenden desde qué hacer en caso de una catástrofe hasta cómo ser buenos peatones y ahora que comienza un nuevo curso escolar, nos hemos preguntado qué es exactamente lo que se les enseña.

“Un buen peatón en el futuro será un buen conductor, porque se sentirá peatón también”. Este podríamos decir que es el mantra de la Educación Vial y de ahí la importancia de que, desde pequeños, se enseñe a usar la vía pública de una forma segura. Nos lo cuenta Matilde Adrados, responsable de educación vial en la Policía Local de Torrelodones y durante muchos años, encargada de impartir esta materia en los colegios de Torrelodones.

“En educación vial se les enseña a ser peatones, lo que significa una vía pública, que es un espacio que se comparte. Se les enseñan diferentes niveles, desde lo que son las partes de la vía, a quién corresponde utilizar cada parte y los pasos de peatones… a manejarse por la calle”, explica.

Es imprescindible, sostiene, esta formación para que los más pequeños sean conscientes de los riesgos que entraña el espacio público y, asegura, los resultados son inmediatos. “Los peques, cuando se les da clase, están mucho más concienciados sobre Seguridad Vial que sus padres y los padres te lo dicen, que no les dejan arrancar hasta abrocharse el cinturón… se conciencian enseguida de lo que es necesario.

En el Edificio de Seguridad de la calle Cudillero hay pintado un circuito de tráfico al uso, diseñado por la propia Matilde, para la enseñanza de la Seguridad Vial. Tiene pintadas sus vías, sus aceras, rotondas, pasos de peatones, aparcamientos… y dispone además de sus propios vehículos y señales móviles para dar las clases. Aplican lo que han estudiado durante el curso, “colocan ellos mismos las señales de tráfico, saben donde debe haber un ceda un paso o un cruce”.

Pero en realidad, no se usa tanto, explica Matilde, es más “un premio” para los escolares. Prefiere que las clases se desarrollen en el entorno público, en la calle, donde los menores aprenden mejor cómo manejarse en el día a día y además se aprovecha para tratar otros temas. “La educación vial es mucho más amplia de lo que parece, es una cuestión de civismo y respeto”. Así, se aprovecha para hablar a los escolares de todo, desde el medio ambiente, las pintadas, las cacas de los perros… hasta valores como el respeto o la solidaridad con personas discapacitadas. “Se les enseña como ayudar a cruzar la calle a una persona ciega, qué significan los cambios de pavimento, etcétera…”.

Las señales de tráfico no se enseñan como señales sino como un juego, un código en el que los triángulos significan una cosa, los cuadrados otros, los colores… “señal roja con círculo significa prohibido, triángulo rojo, peligro, señal redonda azul significa obligación y cuadrada informativa. Sólo se aprenden eso”, explica Adrados. Y es suficiente para que se aprendan que tienen que buscar las banderolas triangulares que indican dónde están los pasos de peatones, por ejemplo, para poder cruzar una calle.

Lo habitual es que las clases de educación vial se impartan en los colegios desde segundo a sexto de Primaria, y reconoce Matilde Adrados que tampoco vendrían mal en el Instituto y también a los padres a través de las AMPAS y a los más mayores. “A los más pequeños se les enseña que su espacio es la acera, que tienen que ir de la mano cuando cruzan por un paso de peatones y que cuando andan por la acera tienen que ir pegados a la fachada de los edificios, que tengan cuidado con las salidas de garajes…”. Tampoco se descuidan las nociones de uso de la bicicleta, un medio de transporte cada vez más habitual. “Cuando son pequeños se les enseña a que vayan por sitios donde puedan ir, lugares donde puedan montar y jugar. Si van por la acera ya saben que tienen que ir al paso de una persona, no pueden ir más deprisa, que tienen que usar casco... y se les enseña a reparar las averías más básicas, un pinchazo, etcétera...”.

Antes de despedirse, Matilde Adrados no puede olvidar recordar a los padres normas básicas de seguridad en el traslado de sus hijos al colegio. Además de recordar que en las zonas escolares la velocidad está limitada a 20 kilómetros por hora y que hay que tener especial cuidado con los pasos de peatones, también repasa para MasVive lo que hay que hacer: “los niños deben ir en su silla y abrochados, y nunca se debe dejar que salgan del coche por el lado de la carretera, por donde pasan los coches, es peligrosísimo”, recuerda. También insiste en que a la entrada y salida de los colegios no se debe parar los coches en cualquier lado para soltar o recoger a los niños, ni subirse a las aceras con el vehículo. “Uno debe pensar que su hijo no es el único, otro coche puede hacer lo mismo cuando pase su hijo. Es cuestión de respeto y de madrugar un poquito más”.

Por eso le parece “genial” la idea del Pedibús. “Hacen deporte, los padres no se estresan y los niños hacen piña, aprenden a ir solos y a responsabilizarse de su camino. Les hacemos más autónomos”.

Andando al colegio

Porque lo primero que quieren los padres es que sus hijos lleguen seguros al cole, ya sea en la ruta escolar, llevándoles ellos mismos en coche o andando… o si van por su cuenta con sus compañeros. Esta última opción se fomenta especialmente desde el Ayuntamiento, que ha creado los denominados Pedibuses, que no son nada más -ni nada menos- que rutas a pie, controladas por monitores, desde puntos céntricos de la localidad y hasta los colegios.

“Son una buena idea, para empezar, porque reducen mucho el tráfico y la contaminación. Además, los niños socializan, hacen ejercicio, van entretenidos…”, relata la responsable de Educación. El año pasado, a finales de curso, había ya 70 niños apuntados al programa y este año aumentarán, porque se ha tenido que abrir una nueva ruta, a petición de las familias de Las Rozuelas, hasta el colegio público El Encinar. En total, son seis las rutas con las que se ha iniciado el curso escolar, aunque se pueden abrir más si se une un número suficiente de familias para solicitarlas.

Las Rutas son: Calle Real-Colegio El Encinar; Calle Mar Rojo y Avenida de la Dehesa-Colegios Peñalar y Los Ángeles; Calle Flor de Lis-Colegios Peñalar y Los Ángeles; Centro Comercial Espacio Torrelodones-Colegio El Encinar; Calle Real y Ayuntamiento-Colegios Peñalar y Los Ángeles; Calle Real-Colegio San Ignacio de Loyola.

Los niños, insiste Marina Vicen, van completamente seguros al colegio en estos Pedibuses, siguiendo rutas peatonales. “De hecho, se hicieron unas sendas a través del monte para cortar desde el pueblo a la zona de los colegios. Así que van por rutas completamente seguras, guiadas y controladas por monitores”, explica. Además, los padres tienen la aplicación de Trazeo (torrelodones.trazeo.es) desde donde se gestionan las inscripciones al programa y desde la que los monitores les informan de cómo va discurriendo la ruta y de que los niños están en sus centros ya y todo está en orden.

Formación imprescindible

Desde que se creó Protección Civil en Torrelodones hace 23 años, entre sus funciones ha estado siempre la de formar en medidas de seguridad y prevención. Y lo han hecho en los colegios con charlas sobre autoprotección, una forma de anticiparse y preparar a la población infantil -en estos grandes espacios donde permanecen gran parte del tiempo- sobre posibles emergencias o situaciones de riesgo sobrevenidas. Desde entonces hasta ahora esta organización ha mantenido una reclamación constante para que estos conocimientos que definen como “básicos e imprescindibles” estén aprendidos e interiorizados por todos. Una formación que se ha ido reciclando y actualizando: han ampliando herramientas sanitarias como los primeros auxilios o incluso las pautas y protocolos para actuar en caso de terrremoto. El I Plan Local de Infancia y Adolescencia 2016-2019 que el Ayuntamiento ha aprobado a raíz del reconocimiento de UNICEF a Torrelodones como Ciudad Amiga de la Infancia, ha sido un refuerzo definitivo para esta apuesta.

Jesús Fernández Peinado, voluntario de Protección Civil de Torrelodones desde hace diez años y titulado como técnico de emergencias médicas, es desde octubre del año pasado el nuevo técnico de Protección Civil dentro del I Plan Local de Infancia y Adolescencia. En este puesto, donde estará tres años, se está dedicando principalmente a las labores pedagógicas con apoyo de otros voluntarios de esta organización y de los técnicos veteranos Javier Ardila y Rubén Eguiluz.

En el primer trimestre del curso escolar, Protección Civil agenda con los centros públicos de Torrelodones las primeras charlas de autoprotección para todos los niveles, incluyendo también a los profesores, ya que no todos los años están los mismos en los centros.

Jesús les explica cómo llevar a cabo una evacuación segura con pautas básicas “aprenden que hay que tener calma si suena la alarma, qué hacer si el humo llega, asegurarse que no quede nadie y cuál es el punto de encuentro”.

Para los más pequeños la duración de la charla es de 20 minutos y se utilizan técnicas de juego. Para los mayores son 30 minutos y así, con las explicaciones recicladas de cada año, van interiorizando y recuerdan los pasos mecánicamente. “Algunos nos dan la clase ellos y sobre todo a los pequeños les gusta mucho”.

También se explica qué hacer en caso de terremoto -aunque no estemos en una zona sísmica, no estamos exentos-. “Hacemos un simulacro para enseñar que no hay que salir corriendo, hay que protegerse de que nada nos caiga encima, o bien debajo de una mesa o bien pegados debajo del marco de una puerta hasta que termine el temblor”, explica. Además, se incluye en el protocolo cualquier elemento de riesgo que exista, tipo la instalación de un tanque de gasolina en el colegio, para saber actuar si se produce algún incidente.

Los primeros auxilios han comenzado a tener más demanda desde hace dos años y desde el año pasado se han comenzado a impartir a partir de sexto de Primaria, con la ESO y Bachillerato. “Se explica qué es el 112, cómo llamar, una introducción a la Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) y entre otras cosas, la conducta PAS: proteger, alertar y socorrer”. En el colegio San Ignacio de Loyola estas enseñanzas constituyen una materia dentro del currículum escolar.

“Intentamos que esta sesión se haga cerca del 16 de octubre, que es el Día Europeo del Paro Cardíaco para potenciar la concienciación”. A este respecto, Jesús insiste en que deberíamos conocer cómo asistir a alguien que sufra un repentino paro cardíaco y, si estamos cerca, prestar la ayuda correcta antes de que lleguen los servicios de asistencia médica, porque la vida puede depender de unos minutos. También hay que saber que a partir de los 18 años es una obligación asistir y colaborar en las intervenciones de emergencia que se requieran.

Formación para todos

Decíamos que Protección Civil de Torrelodones está impartiendo cursos y talleres a demanda de las necesidades y a quien lo solicite, tanto dentro del municipio como fuera. Esto constituye el diez por ciento de toda la formación que hacen, “lo más lejos que he ido ha sido a Jaraíz de la Vera en Cáceres a una escuela infantil que nos lo pidió”. Así, lo mismo van a la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares como van a las comunidades de vecinos. A los trabajadores municipales les han enseñado el uso y manejo de extintores contra incendios y con el Club de Espeleología han hecho un intercambio, recibiendo a cambio otro curso sobre rescate en altura. La oferta se extiende a todos los clubes deportivos, por ejemplo, el Club de Natación ya lo ha recibido y el de Rugby ya lo está organizando. Por eso, Jesús insiste. “Estoy hasta octubre del 2019 así que aprovéchenme”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955