www.masvive.com

Propietario de un patrimonio protegido

miércoles 28 de octubre de 2015, 08:24h
Add to Flipboard Magazine.
Nacho Morando
Ampliar
Nacho Morando

En la Comunidad de Madrid las dos terceras partes del denominado monte `improductivo´ o bosque están en manos privadas. Según explica el periodista Rafael Gómez en un informe regional, son herencias de hace siglos de los nobles monárquicos o de banqueros e industriales que han llegado también a manos de empresarios de diversos sectores.

Además, la mitad de esta superficie forestal privada tiene desde la Ley de 1985 una figura de protección que restringe la obtención de recursos económicos y obliga a la conservación. Muchos de estos espacios naturales son abandonados y pocos se plantean la gestión sostenible.

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), que está subvencionada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha elegido como modelo de gestión forestal sostenible a uno de sus asociados: la Finca La Ladera y Picazos de Hoyo de Manzanares. Junto a otros dos ejemplos en España han sido incluídos como visita virtual en su ForestApp. Su propietario es Nacho Morando, un ingeniero que lleva 20 años gestionando esta herencia familiar.

;

Un gestor medioambiental por vocación

La familia Morando es propietaria de una finca de 264 hectáreas que ocupa casi la totalidad de la Sierra de Hoyo, desde la montaña de Los Picazos hasta Matalasgrajas donde se asienta el campo de tiro y maniobras de la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra. En su relieve se incluye El Estepar o La Mira como punto más alto con 1.400 metros o la singularidad de La Tortuga como paraje emblemático del municipio. Fue el bisabuelo quien adquirió en 1913 varias parcelas básicamente para recreo. Allí comenzó la práctica familiar de la apicultura o la extracción del corcho de sus alcornoques. Fue el lugar donde crecieron Nacho y sus hermanos.

Cuando se crea en 1985 el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares incluyendo su finca― calificándola de Reserva de la Biosfera, Reserva Natural Educativa y zona LIC de Interés Comunitario― afirma Morando que “me lo tomé muy en serio porque creo en ello”.

En su preocupación por compatibilizar sus derechos como propietarios con un uso público moderado y responsable presentaron desde 1987 varios planes de gestión a distintas Administraciones de las que no obtuvieron respuesta. “No había voluntad y decidimos tomar nosotros la iniciativa”. Cuenta que de pequeño escuchó sobre la deforestación del Amazonas y soñaba con defenderla de las multinacionales, y exclama que “¡ahora tengo la oportunidad de defender una reserva de la Biosfera en Madrid!”. No soy un cacique, soy un gestor medioambiental”.

;

El disfrute de “todos”

Nacho considera que está a contracorriente porque es muy crítico con algunos comportamientos y politicas medioambientales. Para él, el disfrute individual “a veces subir una montaña, pisar un terreno, tocar especies provoca daños o amplia riesgos” puede ir en contra del disfrute de todos. Especifica que “la protección parece no es un valor y tener que pedir permiso es impopular”. Se considera un conservacionista porque lo practica y lo sufre. Su implicación se traduce en tomar muchas iniciativas y leerse muy bién la Ley. Realizó un Plan de Ordenación Forestal que asegura que no todas las fincas lo tienen. Este estudio les permitió analizar el estado, las necesidades y establecer usos dividiendo el terreno en 6 cantones. Se observaron dos problemas para su adecuada conservación: riesgo de incendio y excesiva presión social. Y se clasificaron 6 usos. El general es el de `protección´ y para ello se priorizó el Plan de prevención de incendios “algo que en verano es una pesadilla”. Con una subvención regional se hizo una limpieza plurianual. Un ejemplo de sostenibilidad es la venta del corcho—cada 12 años— para financiar las labores de limpieza, pero añade que “cuando no se puede pagar, yo voy desbrozando poco a poco el perímetro de la Finca”. Para evitar que la gente entre en la finca y haga rutas ilegales que aumenta y es una preocupación, tomaron una decisión que trajo polémica: el cerramiento de la Finca y argumenta que “el Ayuntamiento debería también informar que hay zonas donde no se permite el paso”. Otros usos son la conservación de la flora y la fauna o el uso científico, para ello mantienen la colaboración con distintas organizaciones como SEO, GREFA, etcétera. Respecto al uso cinegético comenta que “somos contrarios a la caza―un recurso sustancioso para el monte público o privado―solo lo permitimos cuando es necesario el control de población de jabalíes”. El quinto uso de producción es testimonial con la apicultura o el descorche y finalmente, el uso recreativo y educacional se realiza con el Aula Apícola. Con el apoyo de ASFOCAM, Asociación de Propietarios Forestales de la Comunidad de Madrid, de la que forman parte desde su fundación―Nacho y Clara la ponen en marcha para aprovechar el potencial testimonial y educativo de la finca reutilizando una antigua explotación ganadera con diseño y funcionamiento ecológico. “Estamos convencidos que con el conocimiento se aprende a respetar”.

;

El difícil equilibrio entre lo público y lo privado

Nacho no es partidario de las ayudas, hace 6 años dice que se han terminado. “Los negocios tienen que ser sostenibles por sí mismos, la gente tiene que saber todo el esfuerzo que hay detrás y valorarlo”, pero también reconoce que es necesario el apoyo de tu municipio porque “es un valor para el municipio. Quizás se ha perjudicado por haber entrado en política”. Es crítico con el Turismo Verde ya que opina que el medio ambiente está instrumentalizando y ni el territorio ni su gestor es el beneficiario. Además señala que existe en el municipio una “situación absurda y torpe entre la gestión pública y privada que genera competencia en vez de colaboración y complementariedad”.

Por ello de la mano de COSE participa en el proyecto “Landscare” que pone el foco en el pago de servicios ambientales por quienes disfrutan de los montes privados en España. Esta organización propone abrir al ciudadano la posibilidad de colaborar con él de una forma sencilla; no tanto con dinero sino con reconocimiento y respeto a la que consideran una importante labor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955