www.masvive.com
La celebración de los libros
Ampliar

La celebración de los libros

Por Mabel Cazorla
Add to Flipboard Magazine.

Quién lo iba a decir. La pandemia le ha dado un buen empujón a nuestros hábitos lectores. El año pasado se compraron más libros en papel que desde hace mucho tiempo. Entre un 17 y un 20 por ciento más, según el organismo al que hagamos caso en su balance, la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) o la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal). Aunque todos, libreros y editores, coinciden en algo: el 2021 fue uno de los mejores de los últimos diez años en la venta de libros. Y de todos los libros, un sector que ha crecido mucho es el del cómic, en concreto el del cómic japonés.

Son tendencias que no sólo se notan en el mercado literario. Si hay un lugar donde se ponen de manifiesto los hábitos lectores de los ciudadanos, donde te dirán con claridad qué libros se leen más y qué le gusta leer a la gente, es en las bibliotecas públicas.

Allí nos cuentan que se nota que estos dos últimos años hemos renovado nuestro amor por los libros en papel, y es algo que tiene una explicación para Alicia Orden y Carmen Serrano, bibliotecarias de Las Rozas: “la gente se ha cansado de pantallas” a fuerza de pasar horas en casa teletrabajando. Poco a poco, reconocen, las bibliotecas van recuperando el nivel de actividad prepandemia. “Los hábitos de lectura no han cambiado de manera significativa”, valora, por su parte, Antonio Heredia, responsable de la Biblioteca de Torrelodones. “Se lee más, eso sí, que hace dos años”. Puede que las pantallas y los libros electrónicos sean el futuro, pero de momento, nos sigue gustando el peso de un buen libro en las manos.

Lectores y libros

¿Cómo son los lectores? Pues “variados en sus deseos y hábitos de lectura”, como nos cuenta Antonio Heredia, que en Torrelodones a diario ve “desde lectores que vienen en busca de las últimas novedades editoriales, fundamentalmente best-sellers”, y otros “más interesados en autores poco conocidos y en ampliar su saber sobre distintas disciplinas”.

Parecidos son los lectores de Las Rozas, nos explican las bibliotecarias Alicia Orden y Carmen Serrano. “Son muy buenos lectores, les gustan las novedades pero se lee mucho libro de fondo”, resumen. Y lo mismo pasa en Hoyo de Manzanares, donde María José Santos nos cuenta que hay lectores de todas las edades y apunta a una de las singularidades que les contábamos al principio de este reportaje. “Flojeaba la presencia de lectores de 9 a 14 años, pero con el manga y el cómic se ha producido una revolución de lectores, es increíble lo que está moviendo. Hay mucho adulto, pero los niños son los que más cogen en préstamo”.

Los mas jóvenes leen, por ejemplo, ‘Naruto’, explica María José Santos. Los mayores tienden a la narrativa actual y a las novedades. “Los libros que actualmente están más solicitados en nuestras bibliotecas son ‘Violeta’, la última novela de la archiconocida Isabel Allende; ‘La Bestia’, de Carmen Mola, pseudónimo colectivo de los ganadores del último Premio Planeta, y ‘El libro negro de las horas’, de Eva García Sáenz de Urturi”, resume Antonio Heredia. Alicia Orden y Carmen Serrano añaden a la lista de los más leídos en las bibliotecas municipales otras obras como ‘Los vencejos’, de Fernando Aramburu, ‘Reina Roja’ de Juan Gómez Jurado, o ‘Aquitania’, también de Eva García Sáenz de Urturi. En Hoyo de Manzanares gusta mucho al novela negra: Andrea Camilieri, Dona Leon o Henning Mankell. En todas las bibliotecas muchas de las novedades editoriales tienen ‘lista de espera’ y seguidores que esperan pacientemente a poder hacerse con alguno de los títulos más solicitados.

Animación a la lectura

Podría parecer que esto significa que hay muchos lectores y que el trabajo principal de las bibliotecas públicas está hecho… pero siempre hace falta un empujoncito, sobre todo para crear nuevos lectores y animar a más gente a acercarse a la lectura. Lo que más cuesta, reconoce María José Santos, es “atraer a la Biblioteca a los adolescentes”.

“Para atraer a nuevos lectores, no es tarea fácil, es conveniente disponer de un fondo de libros atractivos y en constante incremento. Las novedades editoriales más demandadas son el gancho perfecto”, explica Antonio Heredia. Además, se organizan habitualmente en Torrelodones actividades de promoción, clubs de lectura para los mayores y actividades específicamente pensadas para los más pequeños, con la idea de atraer a nuevos lectores e inculcarles el amor por los libros desde edades tempranas.

Y vaya si funciona. Aseguran Alicia y Carmen que en Las Rozas, que entre sus actividades de animación a la lectura tiene desde un concurso de carteles a talleres de artes plásticas, presentaciones de libros y un largo etcétera, que después de los cuentacuentos de los viernes en las Bibliotecas municipales, suelen tener un ‘boom’ de préstamos de libros infantiles. “Se pueden llegar a prestar entre 400 y 500 libros”.

En Hoyo de Manzanares también se decantan por cuentacuentos, clubes de lectura y talleres de lectura familiar, además de una actividad muy singular, los ‘Cuentos con chocolate’, en el que las familias preparan los cuentos que leen en casa y se los cuentan al resto de participantes, y después meriendan pan con chocolate.

Una fiesta literaria

Si hay algo que los amantes de los libros han echado de menos estos dos últimos años ha sido poder echarse a la calle a vivir junto a otros esa fiesta de la lectura que suele ser cualquier Feria del Libro. Aunque la de Madrid se pudo celebrar el año pasado, ya en septiembre y con muchas restricciones de aforo, en los municipios ha sido más difícil sacar estos eventos a la calle. Hasta ahora. Aunque no todos elijen para su celebración el mes de abril.

Si lo han hecho en Torrelodones, el pasado 24 de abril en la Plaza de la Constitución con firmas de libros a cargo de autores, stands de librerías, asociaciones, colegios y editoriales, actuaciones y todo tipo de iniciativas de dinamización. “Es uno de los grandes acontecimientos culturales del año en Torrelodones”, asegura Antonio Heredia. “Hay muchas ganas e ilusión renovada después de dos años de interrupción por culpa de la pandemia”.

También Hoyo de Manzanares celebró el 24 de abril su Feria del Libro como colofón a la Semana Cervantina, un clásico de la localidad que va al origen de la celebración del Día del Libro, la de conmemorar el día que fallecieron tres grandes autores, Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega (es una convención, ampliamente aceptada, aunque las fechas reales no coincidan exactamente).

En Las Rozas también tienen sus propias tradiciones literarias. La Feria del Libro no se celebra hasta mayo, una costumbre que la hace coincidir con la Feria de Madrid -se adelantan una semana a la cita madrileña-. Será en la calle Real del 19 al 22 de mayo, con puestos de librerías, editoriales y otras entidades, firmas de libros y actividades paralelas.

Es una cita, explican las bibliotecarias roceñas, que esperan este año con mucha alegría, aunque ya consiguieron celebrarla también el año pasado, aunque en octubre. “Ver al calle Real con la gente, las casetas, las actividades… lo vivimos como una fiesta”.

También en el mes de mayo celebrará Torrelodones, del 19 al 21, otra cita literaria, el primer encuentro Torrelodones en verso, una actividad que sustituirá al Festival Torrepoético que se celebraba en septiembre. Un encuentro con el que se quiere “acercar la poesía” a los vecinos, explica la edil de Cultura, Luz Marina Vicen. La programación incluye la presentación del libro ‘Ecos de una voz. La amistad traicionada: Juan Ramón Jiménez y la Generación del 27’, de José Antonio Expósito, que se realizará en colaboración con el Grupo Platero y la sobrina del poeta. Habrá además teatro y cuentacuentos en verso, lecturas en público con la colaboración de asociaciones y un encuentro poético como cierre de las actividades.

Libros... y libros que hablan sobre libros

Trabajar entre libros tiene sus ventajas, una de ellas, si no la más importante de todas, la de tener siempre entre las manos las últimas novedades literarias. Pero cuando se trata de recomendaciones, nuestras bibliotecarias tiran de los clásicos. María José Santos, de Hoyo de Manzanares, recomienda leer a Gioconda Belli, escritora nicaragüense autora de novelas como ‘La mujer habitada’; a José Luis Sampedro, autor de ‘La sonrisa etrusca’; o José Saramago, quien además del maravilloso ‘Ensayo de la ceguera’ y una extensa producción literaria, escribió un relato muy apropiado para recomendar en este reportaje, ‘La Biblioteca de Babel’.

Hay entre las recomendaciones además, un texto que se repite y que se puede considerar un clásico instantáneo, ‘El infinito en un junco’, de Irene Vallejo. Un ensayo que se lee casi como una novela de aventuras y que se ha convertido en uno de los libros más leídos y prestados de nuestro país desde que se editó en 2019. “Es un ameno recorrido por la vida de ese fascinante artefacto que inventamos para que las palabras pudieran viajar en el espacio y en el tiempo: el libro”, recomienda Antonio Heredia, desde Torrelodones.

Es un libro “altamente recomendable, un libro maravilloso”, ratifican Alicia Orden y Carmen Serrano de Las Rozas, que añaden a esta lista de lecturas recomendadas dos obras que también hablan sobre libros: ‘El libro negro de las horas’, una novela de Eva García Sáenz de Urturi que propone una historia trepidante en torno a la búsqueda de un libro, y ‘Una historia de la lectura’, de Alberto Manguel, un ensayo que recorre los 6.000 años de palabra escrita centrándose en el papel del lector.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+
0 comentarios

© MasVive · [email protected] · Tf. 649 899 955