www.masvive.com
Bote de toma de muestras de trazas de radón
Ampliar
Bote de toma de muestras de trazas de radón

¿Cuánto sabes sobre el gas radón?

jueves 28 de noviembre de 2019, 15:01h
Add to Flipboard Magazine.

Es lógico que empecemos con una pregunta… ¿qué es el gas radón? Según explican diversas fuentes, como el Consejo de Seguridad Nuclear, el radón (radón-222) es un gas que se produce a partir de la desintegración radiactiva natural del uranio, que está presente de forma natural en suelos y rocas, entre ellos el granito. Este gas no suele presentar niveles altos al aire libre pero tiende a acumularse en espacios cerrados y puede dar lugar a concentraciones elevadas, especialmente en zonas con suelos muy permeables o con un alto contenido de radio-226. Es un gas incoloro, inodoro e insípido, lo que lo hace imperceptible por nuestros sentidos.

En Torrelodones quien más y quien menos ha oído hablar del radón. No en vano, el Ayuntamiento, a través de Protección Civil, lleva desde 2001 concienciado sobre esta problemática y ha colaborado en varios proyectos de investigación con el Grupo Radón de la Universidad de Cantabria y con el Instituto de Ciencias de la Construcción Eduardo Torroja. “Todo surgió a raíz de una conferencia que dio en el municipio el profesor Luis Quindós, de la Universidad de Cantabria, que nos empezó a empapar del tema del radón y de su existencia en mayores concentraciones en zonas graníticas como la Sierra de Guadarrama. A partir de ahí comenzamos a colaborar con la Universidad”, relata Rubén Eguiluz, técnico de Protección Civil.

A raíz de todos los estudios que se han realizado en Torrelodones, incluyendo mediciones en multitud de espacios públicos e incluso viviendas privadas, han llegado a algunas conclusiones, explica Eguiluz. “Hemos visto que, por mucho o poco granito que haya, según donde se ubique la vivienda y sus características puede haber dos viviendas que estén pegadas y una tenga niveles de radón más elevados y otra más bajos. Pero radón hay en todos lados”.

Javier Ardila, también técnico de Protección Civil, explica que reciben consultas a diario sobre esta cuestión y que su labor es informativa y de asesoramiento a los vecinos. Tras la paralización de los proyectos de investigación que estaban realizando organismos oficiales -a los que muchas veces se derivaba a los vecinos interesados en realizar mediciones en sus viviendas-, se les está derivando a las empresas acreditadas por el Consejo de Seguridad Nuclear.

En cuanto a las concentraciones, los niveles máximos de alerta dependen del organismo que consultemos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) propuso en 2009 un nivel de concentración de 100 Bq/m3 como la referencia para minimizar los riesgos derivados de la exposición a este gas en lugares cerrados, precisando que no se deben superar en ningún caso los 300 Bq/m3 anuales. En España, el Consejo de Seguridad Nuclear recomienda un nivel de referencia de radón en viviendas de 300 Bq/m3 de promedio anual y un nivel objetivo de 100 Bq/m3 para edificios de nueva planta o para aquellos donde vayan a realizarse acciones de mitigación.

¿Cuáles son las afecciones a la salud? Según explican desde Protección Civil de Torrelodones, la OMS atribuye al radón hasta un 14 por ciento del cáncer de pulmón, siendo la segunda causa de este cáncer después del consumo de tabaco. El riesgo que entrañe para la salud su inhalación dependerá de muchos factores. “No sólo necesitas una alta concentración sino una alta exposición al gas”, resume Eguiluz.

“La concentración de radón depende de muchas circunstancias (tipo de suelo, tipo de construcción). Se recomienda hacer mediciones en época invernal, que es cuando las casas están más cerradas y durante mínimo tres meses, con detectores de trazas, para poder realizar un promedio anual de concentración de gas radón”, relata Ardila. Explica que la directiva europea al respecto, que todavía no se ha traspuesto a la normativa española, establece como máximo un nivel de 300bq/m3 anual, y en el momento que se supere ese nivel hay que tomar ciertas medidas. “Esta directiva es de 2013, en cinco años tenía que pasarla España a su normativa, pero ya vamos tarde”.

El nuevo Código Técnico de la Edificación, que acaba de superar la fase de exposición pública, sí que cuenta ya con un documento de protección contra el radón, que aún no es de obligado cumplimiento pero que lo será en cuanto esté aprobado definitivamente. Ahí indican, explica Eguiluz, que “si estás en una zona en la que puede haber riesgo de concentración de radón, tienes que tomar medidas”. El problema es para las viviendas que ya existen, que es donde debería incidir el Plan Nacional contra el Radón, aunque entidades como la Comunidad de Madrid ya han lanzado ayudas para sufragar parte del coste de las actuaciones de mitigación en viviendas ya construidas. Unas actuaciones que dependerán del tipo de vivienda, la forma en que esté construida, dónde se concentre el gas…

Cómo divulgarlo

Para el experto Ángel Sánchez Malo, de la empresa Geomnia, que el pasado 22 de noviembre dio una conferencia sobre el gas radón en el Centro de Cultura de Hoyo de Manzanares, el problema está en que falta comunicación institucional sobre esta materia. “Desde las administraciones no hay una política de comunicación clara. Hay excepciones como Torrelodones, Moralzarzal o Hoyo de Manzanares, pero falta información institucional seria, contrastada y con el respaldo de datos estadísticos y científicos”.

Esa ausencia de información da lugar, recuerda, a los bulos, a “que se genere demasiada información sesgada, alarmista… que no es buena para nadie, ni para los que vivimos en la Sierra, porque genera unas dudas e incertidumbres, que no son positivas, ni para quienes trabajamos en esto, porque al final también genera dudas hacia nuestro trabajo”.

Por eso, explica Sánchez Malo, porque “la falta de información genera alarmas”, tratan de desterrar mitos con estas conferencias cuyo punto de partida resume así: “vivimos en la Sierra, por la geología que hay las viviendas son susceptibles de tener radón, unas en mayor medida y otras en menor medida. La ventaja es que el radón es muy fácil de medir y es fácil de resolver”. De una forma muy didáctica explica qué es el gas, cómo se comporta y como llega a las viviendas así como la normativa que hay en la actualidad, los niveles máximos de referencia que dan diferentes organismos, cómo se puede medir y cómo resolverlo.

Todo sin caer en el alarmismo, insiste. Por ejemplo, en cuanto a las afecciones en la salud, Sánchez Malo recuerda que lo que dicen los datos es que la presencia de radón “incrementa el riesgo de contraer cáncer de pulmón, no hay una causa-efecto directa y los datos con los que se hace esa valoración son datos estadísticos, no de laboratorio, basados en datos de incidencia de cáncer de pulmón asociados a zonas que geológicamente son más susceptibles de generar exposiciones altas”.

También explica que no hay que dramatizar si se detectan altas concentraciones. “No es necesario vender la casa, la realidad es que en una vivienda que ya esté construida es sencillo el hacer una obra de mitigación, tiene su complejidad pero se puede resolver”. Más fácil es, aún, introducir ese tipo de soluciones cuando se está construyendo la vivienda. “Incrementan el coste de construcción mínimamente”.

En los espacios públicos

Como curiosidad, las primeras mediciones realizadas por Protección Civil en Torrelodones arrojaron una importante sorpresa. El espacio público de la localidad donde mayor concentración de gas radón se detectó fue… el propio despacho de Protección Civil, que por entonces tenía su sede en el edificio municipal del Parque JH, en el que registraron una concentración de más de 2.000 bq/m3. Por ello, el edificio del Parque JH fue el primer espacio público de Torrelodones en el que se realizó una obra de mitigación con la instalación de un sistema de extracción del radón en 2016, en concreto un sistema de ventilación forzada con recuperación de calor que, además de extraer el gas, introduce aire limpio en el interior, aire al que la corriente saliente le confiere temperatura y humedad.

Pero no será el único espacio público en el que se intervenga. El concejal de Medio Ambiente, Luis Berutich, ha adelantado a MasVive que el próximo año se comenzará a tomar medidas en otros enclaves. “Tenemos que seguir haciendo mediciones y en algunos sitios empezar a actuar con medidas de mitigación”, ha indicado el edil, quien adelanta que esas actuaciones “estarán ya en los presupuestos del próximo año”.

Cartografía del Potencial de radón en España / Consejo de Seguridad Nuclear
Ampliar
Cartografía del Potencial de radón en España / Consejo de Seguridad Nuclear
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de MasVive - Noticias Las Rozas, Torrelodones y Sierra Noroeste Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


© MasVive · [email protected] · Tf. 649 899 955