www.masvive.com

REPORTAJE

Los jabalíes se adentran en las zonas urbanas de Las Rozas
Ampliar

Los jabalíes se adentran en las zonas urbanas de Las Rozas

viernes 19 de octubre de 2018, 13:06h
Add to Flipboard Magazine.

Con el ocaso del verano, en Las Rozas se repite año tras año la misma situación, que tiene mucho que ver con el entorno natural en el que se sitúa el término municipal. Piaras de jabalíes se desplazan a zonas urbanas en busca de agua y comida con las que poder subsistir, debido a la escasez alimentos en su hábitat. Las consecuencias son visibles en parques, jardines y rotondas, en donde estos mamíferos levantan el césped o las praderas; e incluso desde las casas de muchos vecinos, se avista a los animales paseando por puntos cercanos.

Es habitual ver a los jabalíes en las calles de Monte Rozas, Punta Galea o El Cantizal, en lugares como el parque de Grecia, donde una piara de entre 15 y 20 jabalíes, aproximadamente, levantaba recientemente gran parte del césped.

En casas como la de Ana, en la calle Santos, han llegado a entrar varias noches en el jardín buscando víveres. “Venían tan tranquilos por la carretera, una madre con cinco o seis pequeños. Entraban, olían, daban una vuelta y como no encontraban lo que buscaban, se iban igualmente por donde habían accedido. La primera noche me sorprendieron, pensaba que había ladrones, pero luego cuando los vi, me tranquilizó bastante ver que eran estos animales. Me dio pena pensar que se acercan tanto a las casas porque en su espacio no tienen comida. Aunque también, me preocupa que alguien pueda tener un accidente de tráfico cuando cruzan la carretera”, añade esta vecina.

En el Ayuntamiento, el concejal de Seguridad, David Santos, indica que la presencia de jabalíes estos días en zonas urbanas suele ser un poco “más complicada hasta que llega la época de lluvias”. Para evitar este tipo de situaciones, ha aludido al plan puesto en marcha por el Consistorio, en el que, entre otras cuestiones, se ha incluido “un vallado cinegético especial para impedir que los jabalíes traspasen a las zonas urbanas. Además, hemos activado las jaulas para hacer capturas. Es importante que la población no les dé alimento, que cierren las puertas de acceso a los espacios naturales y que si se encuentran con un jabalí, guarden una distancia prudencial de al menos 20 metros y que nunca se manipulen los dispositivos de cebado o las jaulas”.

El concejal ha recordado que, además de estas medidas que adopta el Ayuntamiento en solitario, se está trabajando con los ayuntamientos limítrofes en la elaboración de un protocolo común de actuación, ya que al tratarse de animales que se desplazan, “lo que vaya a hacer Las Rozas sola no va a paliar todo el problema”. A ello suma el díptico distribuido entre los vecinos y disponible en la web municipal con información y recomendaciones de interés.

Zonas húmedas

En este sentido, el veterinario municipal, Javier Gavela, detalla que los jabalíes buscan lugares con acceso al agua para mantener su higiene en la piel. “Necesitan perentoriamente la humedad. Sin embargo, en la comida son bastante polivalentes, porque pueden comer desde carroña hasta insectos. La zona Noroeste de la Comunidad de Madrid les ofrece los recursos que ellos necesitan, por eso en esta época del año se produce un repunte. En invierno, sin embargo, suelen desplazarse a zonas más altas”, explica.

En cuanto a la densidad medida, junto con el norte de España, puntualiza que el noroeste madrileño es la que mayor número de jabalíes tiene por kilómetro cuadrado, oscilando entre 2 y 9 ejemplares. Sin embargo, respecto a la sensación de los vecinos de que haya un mayor número de avistamientos subraya que en comparación con el verano de 2017 “curiosamente” 2018 se caracteriza porque ha habido menos avisos, ya que el pasado año se referían a “todo el municipio” y este año se han localizado en el área de Monte Rozas.

Gavela alerta de que los estudios revelan que hay una prevalencia de la enfermedad de la tuberculosis en el 50 por ciento de los jabalíes que se capturan y que, por este motivo, la Comunidad de Madrid “ahora mismo solo autoriza el sacrificio de los animales capturados”. Uno de los motivos por los que no baja el número de ejemplares con esta enfermedad radica en que comparten recursos naturales, como comederos y bebederos, y “ahí es donde se produce la transmisión”.

En cuanto a las razones de la posible expansión de la especie y al aumento del número de ejemplares, que en 2017 estaban cuantificados en unos 80.000 aproximadamente en toda la región, cita el veterinario del Ayuntamiento de Las Rozas el abandono rural del campo y que “la caza se está viniendo a menos”. “Era otra forma de control, ética o no ética. Se trata de animales muy potentes. Ahora está creciendo la población de lobos, pero los lobos atacan en manada y a animales enfermos o jóvenes. Pero cuando los jabalíes se defienden, un lobo no ataca a un jabalí”, detalla.

Invasión de espacios

Desde el sector autonómico de Agentes Forestales, en Comisiones Obreras, uno de sus responsables, José Luis Díaz, achaca la presencia de jabalíes en zonas urbanas a varios factores, como el abandono de tierras agrícolas, la recuperación del monte y del bosque, la sequía y el cambio climático. “Todo ello supone que los animales tengan que buscarse la vida fuera de su hábitat. Nos sentimos intimidados por animales salvajes, cuando la causa es que les estamos invadiendo hasta las últimas consecuencias y el último rincón su medio natural”, añade.

Así, indica que todo ello “tiene que ver con un tema que le escuece a la Comunidad” y es que “la región ha desbordado los máximos urbanísticos mínimamente razonables e invadido zonas tradicionales de paso de jabalíes. Lo vemos en pueblos como Las Rozas, Torrelodones y Galapagar, entre otros. Hay pasos de jabalíes que responden a zonas de movimiento de determinados animales desde hace siglos”.

A su juicio, “todos esos factores, metidos en una coctelera, junto con el cambio climático, traen consecuencia en todos los órdenes y configuran una situación atípica donde los animales no tienen agua en grandes periodos y tienen que buscarse recursos. Además, lo que hace una familia de jabalíes se va transmitiendo a su descendencia. En mayor o menor medida, en las manadas se transmiten determinadas formas de actuar”.

Díaz ha aludido a la construcción de “urbanizaciones en zonas agrarias”, la “recuperación del matorral” y a que los animales “lo están pasando mal, por eso se meten en zonas urbanas. Eso representa un problema porque no deja de ser un animal salvaje que puede ser peligroso en determinados contextos, porque cruza carreteras. Creemos que es un síntoma del desequilibrio que existe en el territorio de la Comunidad de Madrid”. En cuanto a los depredadores, ha explicado, “habría que facilitar la reintroducción”. “Los depredadores que pueden actuar en este caso son los lobos ibéricos”, ha concluido.

Control regional

Desde la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid explican sus responsables que la situación de los jabalíes en la región “se puede considerar de franca expansión” y que tiene “problemas relacionados”. Detallan que aunque no tienen una cifra aproximada de ejemplares cuantificados, se llevan a cabo una serie de actuaciones para su control “pese a su complicación al tratarse de una especie silvestre con largos desplazamientos en una sola jornada”, ya que según los expertos, pueden recorrer “hasta 50 kilómetros en un día”.

A raíz de ello, aluden desde el Gobierno regional a las autorizaciones para “cacerías y batidas” en los cotos de caza mayor; las autorizaciones excepcionales para su control por “daños a la agricultura, prevención de accidentes de tráfico, etcétera en los cotos de caza menor y fincas particulares”; el control de poblaciones en “zonas sensibles”, como áreas urbanas o periurbanas y parques públicos, entre otros; y a que durante el periodo hábil de caza, esta especie “se puede cazar” según lo regulado en la correspondiente Orden por la que se fijan las limitaciones y “épocas hábiles de caza que regirán durante cada temporada”.

Emús, tigres y demás fauna salvaje

Aunque parezca raro, en Las Rozas lo más llamativo que se ha visto por las calles no ha sido una piara de jabalíes: ha sido un emú (ave nativa de Australia, y considerada, después del avestruz, la segunda en tamaño). Sí, han leído bien. Este animal, suelto y sin nada que permitiera identificar a sus dueños o procedencia, apareció en diciembre de 2002 en la zona donde hoy está la factoría Talgo, junto a la vía de servicio de la A-6, a la altura de Las Matas. La Policía Local montó un dispositivo especial para acorralarlo y fue el veterinario municipal, Javier Gavela, quien con una cerbatana consiguió capturarlo con un dardo tranquilizante. El Ayuntamiento, después de publicar la noticia en los medios de comunicación para que los propietarios lo reclamaran y al no obtener respuesta, lo donó al Zoológico de Madrid, donde ‘Turre’ (que es como se le bautizó) vivió con otros ejemplares de su especie.

También hay que recordar a la tigresa que tenía un vecino en el recinto de su jardín (controlada por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento); o los leones, osos y lobos que llegó a albergar otro vecino en su chalet. Respecto a este último caso, afirma el veterinario municipal, el Ayuntamiento llegó a tramitar denuncias de vecinos de “molestias por rugidos”.

Por otra parte, y como anécdota relacionada con la aparición de animales que no son propios de la Península Ibérica, nadie olvida el dispositivo que se puso en marcha por el Seprona y la Policía Local tras la llamada de un vecino de la zona de El Abajón, convencido de que había visto un puma. “Al final era una falsa alarma. Durante el dispositivo detectamos que en este lugar lo que había era gatos grandes”, recuerda Gavela.

Por el contrario, y con relación a animales que sí que son autóctonos y que han sido rescatados, cabe citar los buitres que han aparecido en los jardines de los chalets de algunos vecinos de Las Rozas, en determinadas épocas del año en las que por la niebla, pierden la orientación y bajan al suelo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Las Rozas, Torrelodones y Sierra Noroeste de Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955