www.masvive.com
Turismo sin salir de ‘aquí’: propuestas de proximidad para una Semana Santa en la Comunidad de Madrid
Ampliar

Turismo sin salir de ‘aquí’: propuestas de proximidad para una Semana Santa en la Comunidad de Madrid

Add to Flipboard Magazine.

Es oficial. Esta Semana Santa nos quedan pocas opciones para salir de la Comunidad de Madrid. La salud manda y el cierre perimetral de las comunidades autónomas nos ha dejado con los 8.030 kilómetros cuadrados de la Comunidad de Madrid como único lugar de esparcimiento para pasar las vacaciones -y no nos quejemos, el año pasado por estas fechas estábamos encerrados en casa-.

Esto supone un reto en una región tan densamente poblada como la madrileña y más en una zona, a los pies de un Parque Nacional, que se convierte en destino preferido y casi único de miles de madrileños.

Les dirán que subir a la Pedriza, visitar la Fuenfría, la Barranca o a la Morcuera son los únicos destinos para disfrutar de la naturaleza -que es lo que nos pide el cuerpo con la llegada de la primavera- pero hay otros muchos caminos y espacios de la comarca de Guadarrama que merecen una visita. Hay espacio para todos y tenemos que ser capaces de disfrutar de nuestro ocio sin colapsar accesos, sin invadir el espacio natural con nuestros vehículos y sin destrozar todo lo que nos encontremos a nuestro paso.

Un embalse

Torrelodones tiene muchos sitios que merecen una visita, como la Atalaya o Torre de los Lodones, que preside el paisaje de la localidad. También son puntos de interés el Monte de Los Ángeles o la Presa del Gasco. Pero hay un sitio en Torrelodones que se hace especialmente apetecible visitar en primavera: el Embalse de Peñascales y su presa. El entorno del Embalse se puede recorrer con una ruta circular sin apenas dificultad y con varios puntos de salida. Esta masa de agua, dotada de una presa de más de 15 metros de altura, se ubica sobre el Arroyo de Trofas. Se creó en 1962 para abastecer de agua a las urbanizaciones del entorno aunque ya no tiene esa utilidad y ha quedado sólo como un privilegiado entorno natural y lugar de esparcimiento integrado en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Un Parque Regional

Es difícil elegir un sólo lugar para visitar en Hoyo de Manzanares, una localidad que tiene todo su término municipal integrado en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. La Sierra de Hoyo propone multitud de lugares por los que caminar. El Parque de la Cabilda es uno de los enclaves más visitados, como el área recreativa de El Berzalejo. También tienen una visita la cascada del Covacho, otro de los enclaves más solicitados; la Pradera de Matarrubia, donde una serie de carteles recuerdan el pasado cinematográfico de Hoyo; o la senda circular, perfectamente señalizada, que permite contemplar unas vistas maravillosas de la Sierra. Y si se atreven, hay una ruta que comunica, entre vías pecuarias y unas vistas inmejorables de la Sierra de Guadarrama, las localidades de Hoyo de Manzanares y Moralzarzal. Son casi 14 kilómetros pero el camino merece mucho la pena.

Unos rastros de la Guerra Civil

A pesar de los esfuerzos que ha hecho la Comunidad de Madrid para recuperar y difundir los fortines, trincheras y otras construcciones de la Guerra Civil que aún quedan por la Sierra de Guadarrama, aún no hay muchos ciudadanos que los conozcan, a pesar de que están ubicados en enclaves realmente singulares. En el entorno de Torrelodones se pueden visitar trincheras, lugares utilizados como nidos de ametralladoras y la conocida Posición Lince, que domina el paisaje desde lo alto de Cantos Negros. En Las Rozas, la Dehesa de Navalcarbón también alberga varios búnkeres. Y en el entorno de Guadarrama se pueden hacer varios recorridos que conectan enclaves históricos relacionados con la Guerra Civil, entre ellos uno por los alrededores de la Jarosa, señalizado y documentado, que permite visitar restos de trincheras, parapetos, restos de edificaciones y un búnker.

Un edificio herreriano

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y sus construcciones anejas no son ni mucho menos las únicas construcciones de la época de Felipe II que se pueden visitar en la comarca. Les proponemos otro espacio que, además, tiene el añadido de que se pueden contemplar decenas de cigüeñas. Se trata del enclave de Monesterio, conocido como ‘El camino de las cigüeñas’ por los vecinos de Collado Villalba y alrededores aunque será más fácil que lo encuentren como el Camino de las Ventas de El Escorial. Sale de la Colonia Media Luna, muy cerca del Puente del Herreño y del Parque de Romacalderas, y discurre entre fincas de ganado bravo. Además de los restos del Palacio de Monesterio, hoy ‘tomado’ por los nidos de cigüeñas, se puede llegar caminando hasta la Finca El Campillo y su casa-fuerte.

Un Camino de Santiago

Si lo que le van al lector son los retos, y descartando de momento marchar hacia el Norte para peregrinar a Santiago de Compostela, ¿por qué no hacer un trocito del Camino de Santiago por la Comunidad de Madrid? Porque también existe el Camino de Madrid, que sale de la capital y cruza la Sierra del Guadarrama por el puerto de la Fuenfría en dirección a Segovia, Valladolid y León. La propuesta que encontramos para recorrerlo propone tres etapas en tierras madrileñas, Madrid-Tres Cantos, Tres Cantos-Manzanares El Real y Manzanares el Real-Cercedilla. Siendo el Camino de Santiago, las propuestas de etapas son largas, pero hay una opción más sencilla, que es la que recomienda ADESGAM: hacer un tramo del Camino comprendido entre las localidades de Manzanares el Real y Mataelpino. En total, son unos siete kilómetros de paseo perfectos para un día festivo de Semana Santa con ganas de disfrutar de la Sierra.

Una ‘mansio’ romana

Por último, si queremos seguir las huellas del paso de los romanos por la Sierra de Guadarrama, lo primero que nos viene a la cabeza es la calzada romana de Cercedilla, pero en Collado Mediano hay otro lugar mucho menos conocido y, aún así, muy singular y de gran importancia histórica. Nos referimos a Miaccum, la posada romana cuyo yacimiento cuenta incluso con su pequeño pero interesante museo de interpretación. La posada daba servicio a la Vía XXIV que atravesaba la Sierra de Guadarrama por el puerto de La Fuenfría y contaba con todas las comodidades. El enclave es Bien de Interés Cultural desde 2012 y está ubicado en una zona natural que también merece una visita.

Decálogo de buen uso

ADESGAM, Asociación Desarrollo de la Sierra de Guadarrama, ha editado un decálogo de buenas prácticas para que los visitantes puedan disfrutar con seguridad y tener la mejor experiencia turística posible en su vista a la Sierra. “Estamos muy contentos de que la Sierra de Guadarrama sea el primer destino que eligen los visitantes, pero queremos que se haga con total seguridad”, asegura el presidente de la entidad, Javier de los Nietos.

1. Naturaleza es salud y bienestar.

2. Prepara tu visita. Lleva contigo todo lo que puedas necesitar. Reserva y respeta los aforos permitidos.

3. Cuida siempre de tu salud y de la de los demás. Mantén la distancia de seguridad y toma todas las precauciones posibles para prevenir la COVID19. Lleva desinfectante de manos y mascarilla.

4. Evita zonas con aglomeraciones o concurridas. Si vas en grupos pequeños o haces excursiones en solitario contribuirás a prevenir contagios.

5. Sigue las recomendaciones específicas para montañas y áreas de recreo.

6. Conoce tus límites.

7. Ten presente tu estado de salud. Si te encuentras mal o has estado enfermo o expuesto al COVID19 en los últimos 14 días no salgas de casa, no hagas excursiones ni visites espacios naturales.

8. No dejes rastro de tu paso, que no quede ningún desperdicio ni haya ninguna alteración.

9. Respeta la naturaleza.

10. Ayuda a los negocios de proximidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955