www.masvive.com
Cámaras de tráfico de Torrelodones: seguridad 24 horas
Ampliar

Cámaras de tráfico de Torrelodones: seguridad 24 horas

viernes 27 de diciembre de 2019, 13:47h
Add to Flipboard Magazine.

Torrelodones cuenta, desde hace un año, con un sistema de cámaras de videovigilancia de tráfico, que cubren puntos claves de la red viaria local en Pueblo, Colonia y urbanizaciones así como los accesos más importantes al municipio por la A-6 o desde localidades cercanas. Un sistema que no sólo ha demostrado su utilidad en materia de tráfico y que tiene una utilidad especial en épocas como la Navidad. Todo se controla desde Policía Local.

El sistema de cámaras de Torrelodones cuenta con 32 cámaras de tres tipos: 13 speed domo, con una visión de 360 grados, 7 fijas y 12 dispositivos fijos OCR (de lectura de matrículas) que son monitorizadas desde Policía Local gracias a un software específico en el centro de Pantallas del Edificio de Seguridad, donde siempre hay un agente de Policía, las 24 horas del día, analizando la información que transmiten. Un videowall con dos grandes pantallas, además de varios ordenadores, permiten controlar las cámaras, moverlas si es necesario y visualizar, con una enorme resolución, las imágenes que emiten.

Son cámaras de tráfico, no de seguridad -como sí lo son las que hay instaladas en el entorno del Ayuntamiento y otros edificios municipales-, y su objetivo principal es garantizar la seguridad vial, proporcionar información en tiempo real sobre la movilidad dentro de Torrelodones, facilitar el trabajo tanto de Policía local como Guardia Civil y Protección Civil y ayudar a optimizar los recursos disponibles. Aunque es evidente que tienen un efecto disuasorio y que son de ayuda para atender situaciones de emergencia -como accidentes, nevadas o inundaciones- y para el esclarecimiento de todo tipo de delitos.

Eso sí, no son radares para detectar infracciones de velocidad ni están preparadas para grabar sonidos, insisten desde el Ayuntamiento. Y su utilidad ha sido demostrada, aseguran desde la Concejalía de Seguridad, en multitud de ocasiones y en todo tipo de circunstancias. “Lo bueno es que disuaden y previenen muchísimo”, reconoce la sargento-jefe de Policía Local, Dolores Aznar.

La instalación de este tipo de dispositivos se hace con todos los parabienes legales. Las imágenes grabadas se conservan un máximo de 30 días y sólo se entregan a terceros cuando son solicitadas por los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, para ayudar en el esclarecimiento de algún delito, o por la autoridad judicial competente. El dispositivo, explican además, sólo graba y observa lo que sucede en el espacio público, por defecto una sombra opaca impide la visualización de cualquier elemento correspondiente al ámbito privado, como las ventanas o balcones de viviendas.

Ayuda en emergencias

En este año de funcionamiento, las cámaras ya han ayudado a perseguir y esclarecer varios hechos delictivos. En un ejemplo reciente, la Policía Local de Torrelodones recibió un aviso con la matrícula de un vehículo implicado en un delito en una localidad cercana. Como los OCR graban todas las matrículas que pasan por su zona de visión las 24 horas del día, introduciendo la matrícula en el sistema fue fácil conocer el recorrido que había realizado el vehículo por Torrelodones y comunicarlo a la Guardia Civil, que dentro de la instrucción del caso solicitó las grabaciones al municipio.

Además, son de especial utilidad en el caso de que se produzca algún incidente o accidente en la vía pública. Nada más recibir el aviso, el agente que se encuentra en el centro de control de pantallas puede hacer seguimiento desde las pantallas de todo lo que está pasando. “Sabes si han llegado los Bomberos, Protección Civil, la ambulancia… se visualiza la intervención desde aquí y se pueden coordinar los servicios de Emergencia”, resume Aznar.

Otra muestra de su utilidad la dieron este verano, cuando desde el Centro de Control de Pantallas detectaron, moviendo una de las cámaras ubicadas en Peñascales, la columna de humo de un incendio. O en el reciente incendio de un autobús en la A-6, que pudieron seguir -y actuar en consecuencia- gracias a una cámara instalada cerca del Polideportivo, que daba una visión directa, y de calidad, de la zona afectada por el incendio.

Aunque el dispositivo habitual de Torrelodones está dedicado principalmente a la seguridad vial, sí que se han utilizado cámaras específicas de Seguridad ciudadana, este año por primera vez, en las fiestas del municipio, explica Víctor Arcos, previa autorización específica de Delegación de Gobierno, porque es su competencia. “Se pide con días de antelación a la Comandancia de Guardia Civil y Delegación de Gobierno”, explica el concejal de Seguridad, Víctor Arcos. Estaban instaladas en puntos estratégicos y controladas con un sistema informático especial controlado por Policía y Guardia Civil.

Además, el Ayuntamiento ya está trabajando en la ampliación del sistema, para cubrir “puntos ciegos” que ahora no cubren las cámaras. Policía, técnicos de movilidad, técnicos de vías públicas… han trabajado de forma coordinada para diseñar la localización actual de las cámaras, que se ha ido corrigiendo durante este año en función de las necesidades detectadas. El concejal de Seguridad calcula que para el segundo semestre de 2020 podría comenzar a implantarse esta segunda fase. La primera fase tuvo un presupuesto de unos 360.000 euros pero aún no tienen contabilizado cuánto costará la segunda parte.

Lo que parece que de momento no tendrá Torrelodones es drones para vigilancia aérea, explica Víctor Arcos, ya que Torrelodones está muy limitado en cuanto espacio aéreo, porque confluyen la zona aérea militar de Hoyo de Manzanares y la zona del aeródromo de Villanueva del Pardillo. Reconoce que Protección Civil está deseando echarle mano a un dron, “porque sería muy útil para cosas como los incendios y de hecho ya han estados en cursos sobre su funcionamiento y manejo”, pero para volar uno de estos dispositivos son necesarios tantos trámites y permisos, y hay tantas limitaciones para que puedan volar en el caso de Torrelodones, que al final no compensa.

Seguridad navideña

Como el dispositivo de cámaras se estrenó en diciembre del año pasado, una de las pruebas de fuego de su funcionamiento fue la Cabalgata de Reyes, uno de los eventos más multitudinarios que se viven en Torrelodones. Gracias a las cámaras de tráfico, relata Dolores Aznar, Policía Local pudo coordinar de forma muy cómoda el dispositivo de Seguridad, ya que desde el control de pantallas se iba siguiendo el recorrido y comunicando a los agentes cómo iba la marcha de las carrozas, las incidencias, etcétera. Este año volverá a hacerse de la misma manera.

“Es el día más importante de las fiestas, donde se pide un refuerzo a los agentes”, explica Víctor Arcos, y cuenta además con una importante presencia de voluntarios de Protección Civil. Con tanta gente cubriendo las calles por donde pasa la comitiva, “lo importante es estar coordinados”, reconoce Dolores Aznar. “Eso es lo que hace el trabajo efectivo”.

Pero al final todo este despliegue parece que da resultados, explica Jesús Fernández Peinado, técnico de Protección Civil. “En los últimos años no hemos tenido grandes intervenciones en la Cabalgata, algún tropiezo o así, pero no grandes incidentes. Ayuda mucho el vallado de todo el recorrido, que hace que todo esté mucho seguro y minimiza el riesgo de que los niños se metan debajo de las carrozas…”. Este año se ha aumentado el número de vallas disponibles para garantizar el recorrido de la Cabalgata y se han incorporado además vallas de hormigón de tipo New Jersey, un elemento destinado, por ejemplo, a cortar efectivamente el acceso con vehículos a zonas peatonales.

Sólo en el control de la Cabalgata suelen trabajar unas 30 personas entre Seguridad y Emergencias, además del personal de servicio de limpieza, cuya labor es garantizar que los vecinos, sobre todo los más pequeños, disfruten de la última gran cita navideña con tranquilidad. Pero este es sólo parte del dispositivo especial que se activa desde primeros de diciembre -con la intensificación de los controles de alcoholemia, en colaboración con la DGT, con motivo de la celebración de las cenas de Navidad- para que los vecinos disfruten en paz de las fiestas.

Entre otras cosas, “se hacen controles de alcoholemia, de tráfico, de control de documentación, tanto desde Policía local como en coordinación con Guardia Civil”, explica Dolores Aznar. “Las Navidades suelen ser tranquilas”, reconoce porque, reflexiona, parece que en Navidad la gente tiene más concienciación acerca de los peligros de consumir alcohol al volante. “Hay más concienciación quizá porque se intensifican más estos controles”. A veces es peor casi cualquier fin de semana normal y corriente que estas fechas, comenta a MasVive.

En cuanto a la seguridad de los ciudadanos, los momentos más complicados son aquellos en los que se concentra más gente, como el aperitivo de Nochebuena, las noche de los días clave, eventos en la vía pública… no hay que olvidar que nuestro país está en nivel 4 de alerta terrorista. Es algo a lo que sólo se puede responder “con prevención y colaboración”, resume la sargento-jefe de la Policía Local. “Esa es la clave”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de MasVive - Noticias Las Rozas, Torrelodones y Sierra Noroeste Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


© MasVive · [email protected] · Tf. 649 899 955