www.masvive.com

Por Inmaculada González.

‘Retrato de Adele Bloch-Bauer I’ de GUSTAV KLIMT
Ampliar

‘Retrato de Adele Bloch-Bauer I’ de GUSTAV KLIMT

viernes 08 de junio de 2018, 12:29h
Add to Flipboard Magazine.

Este lienzo viene a contarnos una historia.

En él vemos representada a una mecenas cultural de la sociedad vienesa de principios del s. XX, Adele Bloch-Bauer, cuya mirada circunspecta y discreta incomoda.

Más allá del lujoso collar de oro y diamantes que luce la dama en su cuello estamos ante el Klimt más elaborado y decorativo. El pintor no escatima en esta obra panes de plata, de oro y pigmentos, llevando a cabo, además, un despliegue de motivos ornamentales inspirados en la propia naturaleza y en los arabescos helénicos. Tal es así que uno duda, al contemplar la obra, si el protagonismo está en la señora o en el resplandeciente laminado metálico que la envuelve.

‘La dama de oro’, sobrenombre de este cuadro, nos presenta a una mujer de cara sonrosada, de sensualidad disimulada, tendente a la lascivia y complacencia de todos los sentidos. En actitud grácil y postura erguida ligeramente echada hacia adelante, nos muestra unas manos que tienen mucho que decir. Existe un lenguaje iconográfico que sin duda es uno de los medios más ricos para ofrecer información sobre el personaje y sus pensamientos como es el de las manos. Las de Adele generan confianza en sí misma y seguridad, una sobre otra se apoyan y afianzan. Es también un gesto de distinción, un ademán amable.

Respecto al ropaje cabe preguntar quién podría estar tras esos diseños tan innovadores que tanto caracterizan a la obra de Klimt. La respuesta es la costurera y más tarde diseñadora Emilie Floge. Emilie, feminista de pro, destacaba por tener ideas rebeldes y nada convencionales sobre moda. Gustav Klimt fue seducido por los diseños y por la persona estableciendo un vínculo con ella por más de dos décadas.

Pero, ¿quién fue Adele Bloch-Bauer? Ni más ni menos que una mujer nacida bajo unas circunstancias privilegiadas. De familia adinerada se casó a sus 18 años con Ferdinand Bloch, magnate azucarero. Como mujer avanzada en su tiempo intentó ir a la universidad pero no estaba bien visto, así que se formó por su cuenta. Leía en alemán, inglés y francés, apoyó el sufragio universal y fue anfitriona de un salón cultural.

En 1903 Ferdinand le encargó a Klimt el retrato de su mujer. El pintor acababa de regresar de un viaje inspirador por los mosaicos de Rávena. Cuatro años tardó en pintarlo y dicen las malas lenguas que en ese tiempo se forjó un romance entre ambos.

Adele muere de meningitis en 1925, con 43 años. Ella en su testamento dona este retrato al Museo de Belvedere en Viena pero en la década de los 30 esta pintura es robada. Los autores del hurto, miembros del Tercer Reich, borraron los datos de Adele al ser judía. Ferdinand, el esposo, se refugiará en Suiza durante la II Guerra Mundial. Al término de la contienda tratará sin éxito de recuperar el famoso retrato de su mujer. Antes de morir Ferdinand desautoriza el testamento de Adele testando a favor de sus sobrinos.

Los nazis, conocedores del valor de ésta y otras múltiples obras de arte robadas a los prisioneros, deciden declararlas patrimonio austríaco para que así ninguna pieza pudiera abandonar el país.

En 1998 descubren, en el búnker de Belvedere, documentos que certifican la gran cantidad de obras valiosas que habían sido robadas, entre ellas el retrato de Adele. Una sobrina de ésta, María Altmann, a sus 85 años, decide contratar a un abogado y demandar al estado austríaco. En el año 2000 comienza uno de los juicios más famosos del país. Ante su estrepitoso fracaso, María Altmann alzará su petición a la Corte Suprema de EEUU. Tras 6 años de litigio el fallo fue que la pintura debía ser entregada a los herederos de Adele Bloch-Bauer.

Ese mismo año, 2006, el lienzo se subasta alcanzando la impresionante cifra de 135 millones de dólares.

En la actualidad este cuadro se expone permanentemente en la Neue Gallery, en la Quinta Avenida de Nueva York.

Y como dato sepan ustedes que en el año 2015 se estrenó la película ‘La dama de oro’, basada en esta historia real.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955