www.masvive.com

Reportaje

Guías de Torrelodones: 35 años educando en valores
Ampliar

Guías de Torrelodones: 35 años educando en valores

lunes 04 de julio de 2016, 11:30h
Add to Flipboard Magazine.

El movimiento de las Guías es tan antiguo como el de los Scouts, aunque menos conocido, a pesar de haber nacido prácticamente a la par, a comienzos del siglo XX, impulsado por Robert y Agnes Baden-Powell. En el caso de las Guías, era un movimiento dirigido aniñas y mujeres jóvenes que tomó su nombre, cuentan, de un famoso regimiento de frontera que tenía el ejército británico en la India, el Cuerpo de Guías, que destacaba por sus habilidades en rastreo y supervivencia. El Guidismo tiene más de cien años de historia y más de 35 de ellos sin interrupción en Torrelodones, donde ha resistido al declive del movimiento y se encuentra, hoy, más vivo que nunca.

“Guía un día, Guía toda la vida”. Es su lema, una frase que resume el espíritu de este grupo que defiende valores universales como el compañerismo, el compromiso, el respeto a la naturaleza y al otro, la solidaridad, el trabajo en equipo… y los transmite a los más pequeños, que se distribuyen por ramas dependiendo de las edades -Arcoiris, Alitas, Guías, Pioneros y Fuegos- y se reúnen con sus monitores todas las semanas para realizar diferentes actividades e ir empapándose del espíritu Guía. También organizan excursiones, acampadas, campamentos de verano… Tienen su base de operaciones en el Parque JH, donde se les puede ver, con sus pañoletas de colores, todos los sábados por la mañana.

Esas pañoletas de colores se llevan viendo de forma ininterrumpida en Torrelodones desde hace más de 35 años. Fue en octubre de 1980 cuando Pilar Jiménez y Cristina Roux, entre otras, crearon el Grupo Guía XIX de AGM (Asociación de Guías de Madrid). Recuerda Pilar Jiménez, ella misma Guía desde pequeña -cuenta que empezó siendo Alita, con ocho años- que entonces “no había nada que entretuviese o formase a los chicos”, por lo que unas cuantas mujeres del municipio “fuimos por los colegios cogiendo a los monitores, educándolos en el espíritu Guía, y en octubre de 1980 empezamos a formar grupos”.

Aunque el de las Guías fue un movimiento femenino en sus orígenes, el de Torrelodones es, desde el principio, un grupo mixto que ha mantenido su actividad, sin alteraciones, los últimos 35 años. “Eso es lo más importante, que desde el año 1980 están reuniéndose, ha habido momentos en los que el grupo ha estado muy bajo, pero ha permanecido”. No ha pasado así con otros muchos grupos. Cuando empezaron había 25 agrupaciones en Madrid. Hoy el de Torrelodones es el único grupo de Guías, hoy Asociación de Guías de Torrelodones, que queda en la Comunidad de Madrid, y que forman una Federación junto a los que se quedan en lugares como Zaragoza, Palma o Valencia.

El movimiento ha ido poco a poco asimilándose al de los scout, que han absorbido a muchas Guías desde que, con la llegada de la coeducación a finales de los años 70, empezaron a crearse grupos mixtos. Pero Pilar defiende el espíritu de un movimiento que surgió en una época determinada como respuesta a una situación social muy concreta. “Cuando se creó, las mujeres estaban muy minusvaloradas en la sociedad. El Guidismo tenía un valor muy grande, era formar a las mujeres en cosas de las que se habla mucho hoy en día, el feminismo, el amor a la naturaleza… eso ya lo teníamos en nuestro programa, en nuestra promesa”.

La Guilda

A Pilar Jiménez pudimos entrevistarla en una reunión extraordinaria de la Asociación de Guías de Torrelodones con la Guilda, el grupo que forman los veteranos que han pasado por la Asociación y que se siguen reuniendo de vez en cuando. Una ocasión para compartir y recuperar algunas de las tradiciones que poco a poco han ido perdiendo los Guías en beneficio de nuevas actividades. “Estamos intentando que recuperen cosas que se han ido perdiendo, canciones o el uso del código morse, que es un distintivo del movimiento”, explicaba Jiménez después de participar en una de las actividades.

Un encuentro que demuestra que todos los que han pasado por las Guías forman “una gran familia” a la que ya se empiezan a incorporar los nietos de las fundadoras y que supone una experiencia inolvidable para los actuales integrantes de la Asociación.

Inclusión social

En la actualidad, la Asociación de Guías de Torrelodones cuenta con 125 niños y niñas de entre 6 y 18 años. Nos explica Alba Sanz, una de las monitoras, que hace dos años iniciaron un proyecto de inclusión. “Nos dimos cuenta de que la realidad del grupo era muy ordinaria, porque a pesar de ser algo que transmite tantos valores, puntos básicos y genera mucha autonomía a los niños, parecía que sólo estaba enfocado a un perfil, no porque nosotros pusiéramos ningún tipo de barreras, sino porque la gente que se nos acercaba era de una manera muy concreta”, explica. Para cambiar esa realidad, hicieron un proyecto de inclusión y desde entonces también trabajan “con niños y niñas de la Residencia de Menores de Torrelodones y con niños y niñas con discapacidad intelectual y somos un grupo mucho más diverso y mucho más completo”.

Alba defiende que la de los Guías “es la mejor educación no formal que se puede tener, es una educación que no llegas a aprender en casa o en los coles”. Los menores aprende, guiados por los monitores, a compartir experiencias e incluso a valerse por sí mismos desde muy pequeños. “Los niños de seis a ocho años lavan su ropita y hacen su comida cuando salimos, vamos de ruta y construyen su refugio donde dormir en los campamentos…”, relata.

También desarrollan otro tipo de acciones. Ejemplo de ellas es la campaña de recogida de alimentos y materiales que han realizado en los últimos meses para enviar a los campamentos de refugiados sirios. La Asociación se puso en contacto con la Asociación de Apoyo al Pueblo Sirio y estuvieron recogiendo material higiénico, sanitario, escolar, mantas y alimentos para enviarlo a Siria. La campaña ha funcionado muy bien y acabaron recogiendo unas 80 cajas de materiales que se han unido a las aportaciones de otras asociaciones y colectivos madrileños para enviarlos a los refugiados.

Por sus colores los conocerás

Arcoiris. Pañoleta naranja. 6-8 años. Su grito es '¡Compartir!'.

Alitas, Pañoleta amarilla. 8-12 años. Sus actividades se enfocan a un mismo tema.

Guías. Pañoleta azul. 12-15 años. Trabajan la aventura, la supervivencia en el campo.

Pioneros. Pañoleta verde. 15-17 años. Trabajan la empresa, la búsqueda de un objetivo común para ayudar a la comunidad que deciden entre todos y desarrollan a lo largo del año.

Fuegos. Pañoleta roja. 18 años. Es el año de servicio a la comunidad, en el que cada uno, de forma individual, decide cómo contribuir a la sociedad.

Guilda. Pañoleta mitad blanca y negra. Son los veteranos de la Asociación.

Las Guías en la Embajada de EEUU

El pasado 26 de mayo, la Federación Española de Guías fue invitada a una reunión en la embajada de EEUU junto a organizaciones como PLAN Internacional o Entreculturas. El motivo es coordinar posibles acciones en base al proyecto 'Let Girls Learn' que lidera Michelle Obama -la primera dama en la Casa Blanca- para incidir en la educación de las niñas y adolescentes. A esta convocatoria acudió el tesorero de la Federación, Alejandro Abad, un joven de Torrelodones que lleva catorce años en la Asociación de Guías del municipio. “Nos sorprendió esta llamada, pero el Guidismo a nivel mundial es grande”.

La Asociación de Guías de España se fracturó en los años 80 dividiéndose por territorios. En este proceso se perdieron muchos grupos que en vez de crear una nueva asociación se adhirieron a las estructuras scouts. Es entonces también cuando la Federación decidió hacerse mixta y trabajar la coeducación como método educativo. Alejandro señala que “entre más de 100 países donde hay grupos de Guías, solo en cinco son grupos mixtos, todos en la zona del Mediterráneo”. No obstante, la lucha por la igualdad de las mujeres está contemplada en los Estatutos de la Federación, por lo que “este proyecto de la Embajada puede ser muy interesante porque es muy afín a los objetivos de las Guías, aunque falta verlo en Asamblea cuando pase el periodo de exámenes finales”, señala Alejandro. En la Embajada se anunció que habrá próximas reuniones para coordinar compromisos.

Alejandro comenzó a los diez años en la Asociación de Guías de Torrelodones, ha pasado por todas las ramas y luego se ha hecho cargo de varias de ellas tras hacer el curso de monitor de Tiempo Libre. En Torrelodones, el movimiento guidista va al revés que en el panorama regional. “Hace seis años se llegó a un momento crítico pero se remontó y ahora no paramos de crecer en el municipio”. A nivel estatal, Alejandro asume la labor de Tesorero desde la Asamblea de enero de este año. Además de ocuparse de la parte económica también colabora en reactivar la actividad de las Guías a nivel estatal, fomentar la visibilidad y el sentimiento de pertenencia. “Por primera vez se ha recibido ayuda exterior y han enviado a una Guía inglesa para ayudarnos en estas tareas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955