www.masvive.com

Entrevista a Silvia Martín, acosada en el colegio desde los 8 a los 14 años

La escritura que desahogó el acoso
Ampliar

La escritura que desahogó el acoso

jueves 24 de noviembre de 2016, 13:27h
Add to Flipboard Magazine.

Silvia Martín acaba de cumplir 18 años. De los 8 a los 14 sufrió en silencio en el colegio una permanente situación de exclusión y abuso por parte de sus compañeras y compañeros. Al final de ese túnel apareció de forma accidental la escritura, un descubrimiento que ella interpreta como la mejor forma para desahogarse de todo lo que le tocó vivir. Se lanzó a autopublicar su primer libro, está a punto de terminar el segundo y hay un tercero en marcha. Está en plena exploración, algo que conecta con su “voluntad de servicio público”. Con un disfrute creativo y liberador, sus letras la han hecho protagonista y ella las reivindica para llegar aún más lejos.

En esta entrevista nos hemos encontrado con un “ave fénix” que resurgió frente a todo cruel pronóstico de sus iguales.

En tu libro ‘Miralo con otros ojos’ escribes: “personas que compartís mi vida, ¿no creéis que vivimos en un mundo acomplejado y lleno de violencia?”.

Si, porque sufrimos mucho por lo que dicen los demás... nos olvidamos de nuestra esencia para gustar a los otros. La persona que acosa no es superior, está tan llena de miedos como yo. Yo tuve que madurar enseguida para comprender ésto.

¿Qué es en tu opinión lo que se está haciendo mal con el bullying?

Todo. No se sabe identificar ni se actúa. Sólo hablar o castigar no es la solución. Necesitamos crear una coraza de afecto que nos haga inmunes. El apoyo es fundamental, yo lo tuve de mi madre, pero si es de gente que lo ha sufrido y ha salido te convence más. Yo quiero dar charlas sobre ésto porque es como ayudarme a mí misma.

No te gustaba nada escribir.

Fue a partir de un trabajo de clase, porque me equivoqué de tema. Mi madre lo leyó y me convenció para enseñarselo a un profesor. Como les gustó, lo publicaron en el blog del colegio. Se llamaba ‘Corazón partido’. En esa época yo sentía que no podía decir lo que pensaba. Con la escritura me solté y pude expresar lo que quise de una forma analítica y profunda. Cuando mejor escribo es cuando estoy enfadada y entonces lo estaba. Por fortuna, al conseguir finalmente cambiarme al instituto, todo dio un vuelco y comencé a sentirme cada vez más feliz. Ahora disfruto de escribir, me siento más creativa y estoy probando todos los géneros.

Optaste por mostrar tu mente ‘al desnudo’ y no es fácil. ¿Qué te ha movido?

Si lo hubiera pensado más, nunca lo hubiera hecho. Me da mucho pudor contar lo que me ha pasado. Pero a la vez es un orgullo muy grande que la gente se identifique con mis sentimientos. Mi libro se calificó de autoayuda aunque no menciono directamente el acoso escolar. Me ha movido lo que yo llamo “vocación de servicio público” porque me sensibiliza los problemas de la gente. Tengo un capítulo que dedico a las mujeres que sufren violencia de género, porque es algo difícil de erradicar y quiero profundizar en ésto. Pensar que yo puedo sufrirlo en algún momento me moviliza para hacer algo.

Tu mensaje es muy optimista.

Aún me duele mucho esa etapa, estaba mal y no quería salir de casa... pero me dije a mí misma: ¡soy perfecta! y ¡me voy a levantar ya!. No sé como sucedió este cambio, la ayuda de mi madre fue muy importante, a ella le dedico también un capítulo.

¿Hasta dónde te ha llevado la necesidad de ayudar a los demás?

La rabia por ver que no se acaba con el bullying me ha hecho embarcarme en mis propios proyectos. Abrí un grupo de Whatsapp para niños y niñas que estuvieran sufriendo bullying para darles ánimo... pero me sobrepasó. Al final me dio miedo por lo que les pudiera suceder. Me enviaban fotos de autolesiones o me contaban que querían suicidarse. También me reúno con chicas de mi edad que han sufrido violencia de sus parejas para compartir ‘cómo se encajan los golpes en la vida desde mi punto de vista’.

La autopublicación es una oportunidad pero requiere esfuerzo, ¿verdad?

Si, ya no hay que tener el visto bueno de una editorial para publicar, aunque para el segundo libro quiero presentarlo y saber mis posibilidades. No tengo una formación específica en la escritura ni he tenido la supervisión de ningún profesor, es un “yo me lo guiso y yo me lo como”. Gracias a un amigo pude hacer la inversión para imprimir 120 ejemplares que vendo yo por mi cuenta. Y también a sus conocimientos de informática para cumplir con todos los requisitos de la editorial Lulú, que sólo se encarga de la impresión.

Estás embarcada en un segundo y tercer libro. ¿Qué te está interesando?

El primero ha conectado con los adultos pero el segundo es más adolescente. Se trata de un triángulo amoroso pero aún está inacabado. Yo escribo con facilidad, pero no puedo retocar lo que he escrito porque si no pierdo el impulso. En el tercero quiero movilizar conciencias con la violencia de género en su expresión más extrema. Todo se basa en lo que he leído y me informo por mi cuenta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Las Rozas, Torrelodones y Sierra Noroeste de Madrid

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955