www.masvive.com

Cómo educar a nuestros hijos (1ª parte)

jueves 09 de octubre de 2014, 18:02h
Add to Flipboard Magazine.
Cuando aprendimos a conducir, hubo un profesor y un manual, para ayudarnos. Sin embargo, nadie pensó que era necesario escuelas de padres ni libros relacionados con la educación, y no obstante, ser padres, es una tarea más difícil que aprender a conducir.

Dura toda la vida desde que nacen nuestros hijos. Y cuando parece que todo está bajo control, surgen nuevos desafíos que rompen los esquemas construidos en relación a la educación de nuestros hijos, y nos enseñan nuevas estrategias.

Desde la concepción hasta la edad adulta, el niño es un ser en continua evolución con distintas necesidades y características en cada etapa que atraviesa. Por lo tanto según la etapa del niño, habrá que tener en cuenta ciertas cuestiones más que otras.

Cuando es bebé necesita muchos cuidados físicos y nutrientes. Piensa que el mundo gira a su alrededor y la mamá está incluida en su concepto del yo. Todavía no existe el concepto del tú.

Al año, el niño comienza a dar sus primeros pasos y a hablar, empezando a desarrollar autonomía respecto a su madre. Empieza a desarrollar el concepto del tú, e incorpora a su padre en el proceso. Sin embargo sigue dependiendo mucho de sus padres. Necesita sentirse querido, protegido, motivado por sus padres para aprender.

En la niñez, los grandes referentes son los padres, siendo el modelo que los niños siguen. Lo que vean en sus padres, lo interiorizarán en su personalidad de una forma directa o indirecta. Por ello es importante cuestionarnos qué modelos queremos que nuestros hijos aprendan y cuáles estamos enseñando a nuestros hijos.

A medida que va creciendo, va adquiriendo responsabilidades en la casa, y es ahí dónde los límites entran a jugar un papel. También es importante el juego, y el compartir calidad de tiempo con ellos. No se trata de que los niños se adapten a los juegos de los adultos, sino los adultos al de los niños.

Por mucho que los niños reciban compensaciones materiales, si no se juega con los niños, no se sentirán queridos del todo.

Es conveniente fomentarles actividades deportivas, culturales y juegos familiares, así como estimular su creatividad.

A raíz de la pubertad, el adolescente busca desarrollar su autonomía y descubrir quién es, teniendo como principal referente a los compañeros de su misma edad. Esto no quiere decir que no necesiten la protección de los adultos ni los límites por mucho que se quejen. Límites firmes y neutros les da seguridad al igual que refuerzos positivos

Equipo Centro Hope

Camino Valladolid 14 1 Puerta 6

centrohope@gmail.com

675349818 0 918592968

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti Compartir en Yahoo

+

0 comentarios


© MasVive · info@masvive.com · Tf. 649 899 955